Chacal: para el INADI, Mendoza y Austria "comparten el mismo dolor"

Las similitudes entre los casos de Josef Fritzl, en Austria, y la de un hombre de 67 años de la Cuarta Sección que embarazó siete veces a su hija, motivaron una reflexión de la delegación Mendoza del Instituto Nacional contra la Discriminación, que reclamó acciones del Estado.

La delegación Mendoza del INADI tampoco tardó percibir que el hombre detenido en la Cuarta Sección, acusado de violar durante 20 años a su hija con quien tiene siete hijos, tiene una historia parecida a la del austríaco Josef Fritzl, conocido como “El Chacal”. Por esta razón, para la instituto contra la discriminación, "Mendoza y Austria compartirían el mismo dolor".

La licenciada Karina Ferraris es la delegada del instituto contra la discriminación en Mendoza; tomó estos dos aberrantes casos para reflexionar sobre los abusos sexuales en general, quienes son víctimas y de ellos y las posibilidades de combatirlos con mejor educación sexual.

Desde la Delegación Mendoza del INADI  expresaron:
Ante la conmovedora noticia de un presunto caso de abuso sexual perpetuado durante veinte años en nuestra provincia, desde la Delegación INADI Mendoza queremos reflexionar sobre el flagelo de las violaciones contra niños, niñas, adolescentes y mujeres.

La violencia en el ámbito familiar y el abuso sexual en sus hogares son otra manifestación de la discriminación hacia niños, niñas y adolescentes. Esta violencia está basada en los mecanismos de poder ejercidos por adultos en las relaciones familiares patriarcales, en las que el padre detenta el poder sobre la mujer y los hijos e hijas. Violencia y abuso que se verifica en todas las clases sociales y con la participación de diferentes familiares o allegados adultos.

Los mitos respecto a las violaciones son un ejemplo de la discriminación hacia las mujeres. Entre estos mitos podemos señalar los que indican que sólo son agredidas las jóvenes y bellas; que los varones violan porque pierden el autocontrol y la sexualidad masculina es incontrolable; que las mujeres son violadas por extraños en lugares solitarios y oscuros; que las mujeres provocaron o incitaron al agresor o que no han hecho lo suficiente para evitarlo. De hecho, todas las niñas y las mujeres son potenciales víctimas de la violación sexual y de otros delitos sexuales. Además, gran parte de estos delitos ocurren en sus casas y los agresores son familiares o amigos varones.

Para construir una vida libre de violencia, necesitamos: educación sexual en las escuelas de manera que niños, niñas y adolescentes puedan adoptar decisiones libes de discriminación, coacciones o violencia; que las escuelas y los hospitales cuenten con políticas y programas sistemáticos de detección del maltrato y abuso infantil; líneas gratuitas para la denuncia de maltrato y violencia; personal idóneo y capacitado con enfoque de género y protección etaria que aborde la situación de las víctimas; campañas masivas tendientes a deslegitimar y prevenir la violencia física, psicológica y sexual contra niñas/os, adolescentes y mujeres; personal especializado y protocolos estandarizados para la atención y recepción de víctimas de violación y otros delitos sexuales casas o refugios transitorios para las víctimas de violencia
Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 11:19
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 11:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia