Deportes

En la bici o sobre la góndola, Armstrong es la estrella

El preludio del Giro d'Italia de ciclismo, que arranca mañana en la ciudad de los canales, fue casi de película. Miles de turistas presenciaron la presentación de los equipos en la Plaza de San Marcos.

Pedaleando sobre la bicicleta o balanceándose sobre una góndola ante el palacio del Dux de Venecia: El estadounidense Lance Armstrong es siempre la estrella, esté o no en forma.

El preludio del centenario del Giro d'Italia de ciclismo, que arranca mañana en la ciudad de los canales, fue casi de película. Millares de turistas presenciaron la presentación de los equipos en la Plaza de San Marcos. Y camarógrafos, fotógrafos y reporteros libraron una carrera codo a codo para llegar lo más cerca posible de la superestrella Lance Armstrong.

Los demás corredores fueron sólo comparsas, incluido el máximo favorito local, Ivan Basso. "Armstrong polariza toda la atención", admitió el alemán Jens Voigt, que siguió un espectáculo semejante a una audiencia papal.

"Con 40 ya no se puede ganar el Tour. Incluso quizás ya ahora sea demasiado tarde. Por eso no podía esperar mucho más para regresar", explicó Armstrong, de 37 años, quien dedicará su debut en el Giro principalmente a ponerse en forma para Francia.

Debido a las agudas dificultades de pago de su equipo, el Astana, que podría estar a punto de abandonar, Armstrong podría competir eventualmente con un equipo propio. Y si su actual compañero de equipo Alberto Contador pasase al Caisse d'Epargne podría darse una vibrante lucha entre ambos. La lealtad mutua por la pertenencia a Astana dejaría entonces de existir.

"Podríamos ser el mejor equipo de mundo, tal y como lo fuimos en los últimos diez años", dijo el siete veces ganador del Tour de France aludiendo a su futuo más inmediato, junto a su mentor de largos años, Johan Bruyneel. El belga quiere esperar al final del Giro para, a final de mes, decidir si sigue con o sin Astana.

"Hablar sobre un nuevo equipo es cosa fácil, pero es difícil formarlo especialmente en estos duros meses. Necesitaríamos 15 millones de dólares", opinó Armstrong, que volvió al ciclismo de competición tras tres años y medio de pausa.

Varios patrocinadores mostraron ya "alto interés" en respaldar un equipo en caso de asumir él mismo el control, agregó Armstrong.

"Existe sin duda la posibilidad de cambiar de licencia en medio de la temporada", dijo hoy en Venecia a dpa Enrico Carpani, portavoz de la Unión Ciclista Intenacional (UCI). "Pero estas consideraciones son aún prematuras. Nuestro presidente, Pat McQuaid, viaja el próximo fin de semana a Astana e intentará aclarar allí la cuestión con la Federación kazaja".

Un escenario semejante se dio en 2003, cuando el equipo alemán Coast, con Jan Ullrich, se declaró en suspensión de pagos y antes del Tour fue sustituido por el italiano Bianchi.

dpa to in




 
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|19:17
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016