Asalto comando a una empresa de transporte de Guaymallén

Tres individuos armados se llevaron dinero de la firma y también de cinco empleados que fueron amenazados de muerte y encerrados, además de un vehículo de una de las víctimas.

A pesar de que el sistema de alarma funcionó, la policía llegó mucho tiempo después de que los delincuentes escaparon con el botín.
En el Ministerio de Seguridad decidieron no informar este hecho.

Una asalto comando sufrieron cinco empleados de una empresa de transporte de Guaymallén. Tres delincuentes se llevaron dinero de la firma pero también de las víctimas; a una de ellas le sustrajeron un vehículo. En el Ministerio de Seguridad decidieron que este atraco no iba a ser informado a los medios periodísticos.

De todos modos el hecho trascendió por fuentes judiciales que estaban sorprendidas por el horario en el que se ejecutó el robo y porque, a pesar de que sonó la alarma, la Policía llegó unos instantes después de la huída de los delincuentes.

Eran aproximadamente las 15 de ayer cuando un empleado que manejaba un autoelevador, en el predio de la firma El Porvenir Santafesino, ubicada en calle San Lorenzo 1072, fue sorprendido por tres sujetos, uno de ellos armados. Éste le apuntó con su arma y lo obligó a descender del vehículo de carga.

Los delincuentes habrían ingresado por el portón y se encontraron con la primera víctima en la parte de adelante del predio de la empresa. Otro trabajador, al observar movimientos extraños, salió de las oficinas y corrió con la misma suerte que su compañero: los dos fueron amenazados, reducidos y obligados a tirarse al piso boca abajo.

Al parecer, los asaltantes tenían estudiados los movimientos de la empresa y con toda tranquilidad se manejaron en el interior durante el robo.

Con los dos trabajadores como rehenes se dirigieron hacia el sector de las oficinas. Allí encontraron a otro empleado a quien, bajo amenazadas, le exigieron entregar el dinero que había en la empresa. Sería una suma cercana a los $6.000 la conseguida por los ladrones, aunque no se conformarían con ese botín.

También sustrajeron electrodomésticos de la empresa más las pertenencias y efectivo tenían cada una de las víctimas, quienes fueron encerradas en una habitación de la parte de atrás.

Cuando esto sucedía aparecieron dos mujeres, que también serían empleadas de El Porvenir Santafesino, expresó uno de los investigadores del atraco. Siguiendo el mismo destino que sus compañeros, las despojaron de sus objetos de valor, dinero y las encerraron con los otros tres.

Pero a una de ellas le robaron su auto VW Gol Country, según denunció en la Oficina Fiscal Nº 8. El vehículo, claro está, fue utilizado para huir, aunque los empleados no lograron precisar si afuera de la empresa había más integrantes de la banda que esperaban en un automóvil para escapar.

Sea como sea, los delincuentes huyeron y los trabajadores quedaron encerrados.

Pocos minutos después comenzaron a escuchar que golpeaban el portón. Entonces decidieron liberarse del encierro rompiendo a patadas la puerta del cuarto donde estaban.

Luego fueron hasta el portón y abrieron. Eran dos uniformados que habían llegado porque la alarma se activó durante el atraco. Aunque los efectivos comunicaron por la frecuencia policial las características de los delincuentes y del vehículo sustraído a la mujer, hasta última hora de ayer no habían dado ni con los ladrones ni con el Gol.

Fue llamativo que un atraco de estas características, con toma de rehenes y a plena luz del día, no haya sido informado desde la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad, siendo que en el CEO (911) tomaron conocimiento del hecho y sin dudas la novedad figuró en el parte de delitos que le entregan a los encargados de suministrar los hechos a los medios de comunicación.
Opiniones (2)
16 de agosto de 2017 | 17:57
3
ERROR
16 de agosto de 2017 | 17:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No,cacique, no se informa lo que sucede,éso, para el Monasterio de Seguridad, sería autoimputarse "falta a los deberes de funcionario público", además para informar todos los hechos delictivos que se cometen en nuestra insegura Mendoza, deberían de contrarar un "relator" ya que éstos se suceden uno tras otro cada 1 minuto con 48 segundos, aprox. Hay que destacar también el pudor que les daría informar que, con el hecho de incorporar algunos gendarmes que (entre otros) no conocen la ciudad de Mendoza, se desprendieron de la fidelidad total del personal policial, por lo menos del 98% de ellos, el 2% restante disfruta los fines de semana y en familia, de la granjita de la Sra. Ciurca. P.D: QUE TERNURA!!!
    2
  2. En Guaymallen los delitos son por minutos. El robo a los ancianos ,previo atarlos, llevarles camioneta y dinereo. Esto sucede a una cuadra del Shopping. Esta Empresa tampoco se informa. ¿ Que está pasando en Guaymallén ? Estamos indefensos a pesar de la plata que dicen gastar desde el Municipio en Seguridad.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial