Deportes

Los grandes de la Fórmula 1 prueban sus mejoras en el GP de España

Con pequeños avances o pasos de gigante, ganando dos décimas o un segundo, todas las escuderías de Fórmula 1 llegan a Barcelona con mejoras en sus monoplazas para disputar el domingo un Gran Premio de España que podría cambiar radicalmente las cosas.
Los equipos que peor han comenzado el año son los más ambiciosos. Ferrari, que no ha sumado más que tres puntos en cuatro carreras, ha trabajado "día y noche" para que sus pilotos se recuperen en Barcelona.

"Por supuesto ganar sería un milagro. Pero tenemos que creer en nosotros mismos", explicó Massa, subcampeón del mundo en 2008, que aún no ha conseguido marcar ningún punto esta temporada, antes de destacar que "los demás (equipos) también están avanzando".

"Este fin de semana nos dará una indicación" de la habilidad de McLaren-Mercedes para desempeñar "o no" un papel de primera plana en el Mundial-2009, evaluó por su parte el vigente campeón, Lewis Hamilton. "Venimos de muy lejos y aún tenemos mucho camino por recorrer", añadió el inglés.

Su monoplaza, poco competitivo en las dos primeras carreras, fue modificado sustancialmente y mejoró mucho en los dos Grandes Premios siguientes. "No tenemos prevista ninguna evolución radical (en Barcelona). Se irá haciendo pieza por pieza", aseguró Hamilton.

"Nuevo package en China, nuevas piezas en Bahréin y aquí... Estamos intentando alcanzar a los demás", comentó por su parte el español Fernando Alonso, octavo con cinco puntos.

Pero, a falta de poder poner a prueba esas evoluciones al estar prohibidos los ensayos esta temporada, esos cambios son difíciles de evaluar.

"Es difícil simular la ventaja (sacada gracias a esas evoluciones): una décima, dos, cuatro, seis... En esta carrera todo el mundo va a mejorar en ese abanico. Así que las posiciones seguirán igual", pronosticó el piloto español, campeón del mundo en 2005 y 2006.

Esos pronósticos sin duda serán del gusto de las escuderías que encabezan el Mundial -BrawnGP, Red Bull y Toyota- que supieron sacar provecho del reglamento de esta temporada para propulsar hasta el primer plano a sus monoplazas, con una excelente aerodinámica gracias a los famosos difusores.

Mientras McLaren-Mercedes o Ferrari tendrán que pensar sobre todo en la parte aerodinámica mientras que Brawn GP debe "controlar más las cosas" porque "ya tiene un ritmo bueno" de carrera, explicó el británico Jenson Button, líder del Mundial tras ganar de tres de las cuatro primeras carreras.

Red Bull, segundo en el Mundial de constructores, no tendrá "nada muy grande" que poner a prueba, declaró por el contrario Sebastian Vettel, que ganó el Gran Premio de China. "Tenemos ya un buen coche, que puede permitirnos conseguir muchos puntos", añadió.

Pero ningún piloto quiere dar el paso de imaginar una temporada ya decidida, con Button y Brawn GP a la cabeza, seguidos de cerca por Vettel. "Hay que esperar. No basta con tener el coche más rápido de la parilla. Luego hay que terminar las carreras, tener suerte...", advirtió Alonso.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|08:06
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|08:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic