La oscura historia del "Maestro Amor", el "gurú" espiritual denunciado por abusos

Llegó a Catamarca en el 2000. Está denunciado por cinco hechos de abuso sexual y anteriormente seguidores marplatenses de Sai Baba denunciaron que pretendía sodomizarlos. Fue detenido por la Justicia. Se declaró inocente de todos los cargos.

El riojano Ricardo Javier Ocampo (34) se radicó en Catamarca en el año 2000. Amigos le dieron refugio en una vivienda del departamento Capayán hasta que consiguió terrenos que pertenecen al Estado provincial y que están destinados únicamente a la producción en Colonia del Valle. Desde ese momento, sus propiedades se fueron incrementando a través de donaciones de seguidores o de compras propias.

Como "Maestro Amor", es considerado por una importante cantidad de seguidores de distintos lugares del país un "líder espiritual" que prestaba enseñanzas sobre Inteligencia Emocional y Tai Chi. Posee también una editorial (El Mensaje), una constructora (Construczen), una rotisería ("La cocina de la abuela"), un centro de salud, y su objetivo declarado a través de la ex fundación (hoy cooperativa) denominada "Bienaventuranza de la Residencia del Señor" es habilitar una escuela para que concurran los niños de su comunidad y también de localidades vecinas, donde se aplicaría un método de enseñanza austríaco llamado "Waldorf".

Maestro
El periodista Alfredo Silleta, quien publicó una decena de investigaciones de sectas en Argentina, explica en su libro "Shopping Espiritual" que Ricardo Javier Ocampo es sólo un reproductor de los trucos del cuestionado Sai Baba, resaltando, de este modo, la poca originalidad del "Maestro". "Desde la aparición de la ceniza sagrada hasta las piedras redondas que vomita de su interior", describe Silleta.

En la página 68 de su libro sobre sectas, el autor refleja la historia del "gurú", que nada tendría de milagroso y habría comenzado en su provincia "tirando las cartas" hasta que llegó a Buenos Aires y conoció a un grupo de adeptos de Sai, aprendió sus trucos, se puso una túnica y sobresalió de entre todos gracias a la ayuda del psicólogo Daniel Coifman y la empresaria de moda Mónica Sokolovsky. En cuanto a sus virtudes orientales, y según el testimonio de ex seguidores de Ocampo, el Tai Chi de Ocampo fue aprendido por él de videos y programas televisivos.

Sodomización y posesiones
Aunque su centro espiritual (Meditazen) ubicado en Colonia del Valle se publicite para todos los interesados en recibir las enseñanzas de Ocampo, lo cierto es que los seguidores del "gurú" desentonan con la pobreza catamarqueña y llegan en sus camionetas 4x4 o automóviles últimos modelos. Él mismo posee un vehículo de estas características, aunque predique el desapego a lo material.

El Ricardo Javier de carne y hueso parece tener ciertos puntos oscuros que poco dicen de espiritualidad. El caso más claro, que hoy se reproduce con mayor énfasis a raíz de la reciente denuncia por abuso sexual de un joven cordobés de 21 años, tuvo su primer antecedente en Mar del Plata cuando la congregación lo abandonó. El hizo una denuncia porque lo obligaban a "la sodomización como una forma de unión con Dios", de la que el "Maestro Amor" decía que daba "iluminación espiritual" a través de la cópula con sus elegidos, quienes eran siempre hombres.

Las incertidumbres sobre sus intenciones se plasman también más allá de sus inclinaciones sexuales y abren dudas sobre otras actuaciones que podrían resultar poco lícitas por parte del líder espiritual. La posesión de las tierras en Colonia del Valle, que él aseguró que provinieron de la donación de un hombre enfermo, quedó al descubierto en 2002 en el decreto Nº 850 firmado por el ex gobernador Oscar Castillo, que ordenaba el desalojo de la parcela que actualmente sigue ocupando el grupo, por haber encontrado irregularidades en la entrega.

Por otra parte, una situación no investigada por el Instituto Provincial de la Vivienda de Catamarca muestra que en 2003 se perdieron unos 1.000 bloques de los que entrega el organismo provincial, que serían destinados a la construcción de un comedor para los vecinos del barrio Ongolí. El comedor había sido impulsado por personas allegadas a Ocampo, el vicepresidente de la Fundación, y una mujer de apellido Díaz. El caso salió a la luz en el 2006, cuando asistentes sociales que dependen del Ministerio de Desarrollo Social escucharon los reclamos de los vecinos a quienes el IPV les estaba facturando 1.800 bloques que nunca llegaron a destino y que fueron retirados de manera irregular por una seguidora del "Maestro".

La aparición de una entrevista al ex jefe de la policía, y actual subsecretario de Prevención de Adicciones, Néstor Ortiz, en una de las revistas que emite la editorial El Mensaje, también sembró dudas sobre la supuesta llegada de Ocampo a los ámbitos gubernamentales. En la nota, Ortiz le brindaba su total confianza a la "sabiduría" de Ocampo, sobre sus conocimientos "innatos" sobre Inteligencia Emocional, y le formulaba dos preguntas que el grupo marcó como "fundamentales" para desarrollar su trabajo dentro del área de seguridad.

En este mismo contexto, la actual delegada del Inadi, Selva Zeballos, había admitido que el riojano brindaba enseñanzas "parecidas a Jesús".


Fuente y foto: El Ancasti

Opiniones (1)
20 de octubre de 2017 | 17:48
2
ERROR
20 de octubre de 2017 | 17:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estos "lideres espirituales" son unos chantas todos, si "todos".
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México