Internet: "antro" de venta de objetos de arte falsos

Alrededor del 95% de las antigüedades que se subastan por internet son falsas, por lo que la democratización del arte ha tenido el efecto contrario al que se temía sobre el saqueo de los tesoros artísticos. Talleres chinos, egipcios, peruanos y mexicanos fabrican copias falsas a un ritmo frenético.

Así lo afirma el arqueólogo estadounidense Charles Stanish en un artículo en la revista Archaeology, en el que explica que con las ventas por internet han proliferado las copias y se ha creado un "gran mercado" que ha llevado a pueblos enteros a considerar más rentable la reproducción de objetos falsos que el saqueo.

"Para la mayoría de nosotros, la red ha distorsionado para siempre el mercado del tráfico de antigüedades de manera positiva", dice Stanish.

En los últimos nueve años, el arqueólogo de la Universidad de California, un gran experto en arte andino, siguió la pista a piezas vendidas en eBay como antigüedades y visitó una serie de talleres en Perú y Bolivia especializados en la reproducción de cerámica.

"Talleres chinos, búlgaros, egipcios, peruanos y mexicanos están fabricando copias falsas a un ritmo frenético", señala el experto.

Hace nueve años, el 50% de las antigüedades que se vendían por eBay eran falsas y cinco años después lo eran el 95%, afirma Stanish, quien reconoce que en la actualidad no se puede saber con certeza "porque la calidad de las copias ha mejorado mucho".

Sin embargo, según sus cálculos, el 30% son copias baratas y sólo alrededor del 5% son "tesoros genuinos".

El resto pertenece a una categoría ambigua, en la que sólo se puede saber si se tiene el objeto en la mano, según Stanish, quien admite haber sido engañado ocasionalmente en tiendas situadas en zonas donde se venden tanto objetos saqueados como copias.

En opinión del arqueólogo, la aparición de eBay ha tenido un "enorme impacto en el mercado de antigüedades, al restar incentivos a desenterrar tesoros".

Según explica, el valor de un objeto saqueado decrece cada vez que alguien compra una "auténtica vasija Moche" por 35 dólares más el porte, cuando una antigüedad real valdría más de 15 mil dólares.

Además, la carestía e incluso la imposibilidad de determinar la autenticidad de una pieza suponen un "jarro de agua fría" para el mercado de antigüedades.

"¿Quién quiere gastarse 50 mil dólares en un objeto `garantizado´ como antiguo, según los estándares de hoy, cuando dentro de cinco años puede aparecer una nueva tecnología que definitivamente demuestre que es una copia?", se pregunta Stanish.

Fuente: EFE

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|14:54
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|14:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic