La oreja de Van Gogh, centro de una nueva teoría

El pintor francés, Paul Gauguin, pudo haber sido quien le cortó la oreja a su colega holandés, el famoso Vincent Van Gogh, en el curso de un violento enfrentamiento provocado por una discusión artística o en el marco de una pelea frente a un burdel por "una tal Rachel".

Lo que sucedió la noche del 24 de diciembre de 1889 es material de literatura. Hasta ahora la historia del arte sostenía que la pelea entre Vincent Van Gogh y Paul Gauguin desencadenó en el ataque de locura de Van Gogh, quien decidió cortar su oreja con una navaja y ofrecérsela a una meretriz.

Sin embargo, los historiadores alemanes Hans Kaufmann y Rita Wildegans nos presentan otra teoría en su libro La oreja de Van Gogh, Gauguin y el pacto de silencio: Gauguin habría cortado la oreja de Van Gogh en una disputa por una mujer y habría huido a París.

Uno de los autorretratos del pintor después de la mutilación.

Esta nueva teoría sostiene que no fue intencional, Gauguin no quería matar a su amigo ni mucho menos, pero las cosas se fueron de tono en la disputa por la falda en cuestión. La tesis de los historiadores alemanes se sostiene en la revisión de partes policiales, noticias y archivos municipales.

La señorita en cuestión se llamaba Rachel y era una de las habitué de uno de los burdeles más clandestinos de Arles, cuidad en la que vivián Van Gogh y Gauguin.

El texto que desmiente la tesis de la crisis de locura del autor de Los girasoles, va a alimentar un misterio que difícilmente será resuelto, precisamente por la falta de pruebas certeras.

Basándose en informes de policía y en testimonios posteriores a los hechos, los dos ensayistas sostienen que "Gauguin se escapó de la casa de Arles apenas realizado el hecho" y que Van Gogh nunca dijo una palabra para proteger a su amigo.

Según Kaufmann y Wildegans, las teorías sobre el acto de locura y automutilación de Van Gogh han sido producto de la literatura, especialmente de Georges Bataille y Antonin Artaud, filósofos de la contracorriente, que ayudaron a formar el mito de lo que pasó esa noche.

Se sabe que Gauguin era un espadachín virtuoso y se sostiene que el fervor de la discusión haya sido él quien cortó por accidente la oreja de Van Gogh, escapando luego a París y evitando así la cárcel. Así se cae por la borda la imagen de Van Gogh corriendo por las calles con su oreja en la mano.

Fuente: www.artespain.com

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|21:37
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|21:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic