Poniatowska critica la "contra" a México por la gripe A

La escritora mexicana lamentó que "hay mucho estigma contra los mexicanos, lo había antes y lo hay ahora", alentado por la reciente detección de una epidemia de gripe A que ha traspasado las fronteras del país. "Es un desprecio que en Estados Unidos abarca a todos los latinos", dijo.

Poniatowska (foto), que se encuentra en Santiago de Compostela invitada por la Asociación de Escritores en Lengua Gallega, subrayó que todavía en Estados Unidos llaman "frijolitos negros o chaparritos" a los mexicanos, y observó que tiempo atrás en algunas cafeterías había carteles de "no permitido a perros y mexicanos".

Criticó que se trata de un desprecio que en Estados Unidos se ha hecho extensivo a los latinoamericanos, a excepción de los brasileños.

Sin embargo, observó que "los mexicanos en cierta manera están recuperando, mediante tácticas migratorias, territorios perdidos" como Texas y California, que pertenecieron en el pasado a su país, y están "retomando tierras que fueron antes suyas".

Alabó la construcción europea como un factor de integración y recordó que eso ha contribuido a dejar atrás las divisiones del continente. En ese sentido, subrayó que "son mucho más grandes las semejanzas que las diferencias" entre los pueblos, y por ello "hay que buscar lo que nos hermana, y no lo que nos separa".

Elena Poniatowska, descendiente del último rey de Polonia, estaba predestinada a ser una ama de casa y a "no tener problemas". Sin embargo, optó por el periodismo con la pretensión de "abordar los problemas" -"en México hay muchos"-, que se vio truncada por los editores del periódico en el que trabajaba que no le dejaban sacar información sobre los que califica como "los desposeídos" porque "denigraban la imagen del país".

No obstante, se mantuvo decidida a relatar "esa cruda realidad que entraba por la ventana" también en varias de sus novelas, como El tren llega primero y La flor de lis, porque los más desfavorecidos le daban "una creatividad, inteligencia y valentía frente a la vida que no me aportaban otras temáticas".

A sus 77 años de edad, asegura tener "todavía dos o tres novelas en el tintero", aunque explicó que serán "de otro tipo". "Tendrán menos relación con los desposeídos, porque eso ya lo hice, y ahora quisiera escribir otro tipo de libros", esgrimió la intelectual.

Fuente: EFE / Europa Press

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|04:02
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|04:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016