Deportes

Juande Ramos tendría un plan para detener a Messi

Mientras el DT del Real Madrid reflexiona sobre cómo parar a Lionel Messi, Samuel Eto'o y Andrés Iniesta, a su homólogo barcelonista, Josep Guardiola, le preocupa más que sus jugadores descansen y coman pizza.

La táctica de Ramos, el orgullo del equipo blanco y los efectos de la pizza en el estado físico de los azulgranas son los temas de los que se habla en las exaltadas tertulias de los bares de toda España antes del "clásico" de mañana.

Todo el país se paralizará para presenciar un "clásico" trascendente que admite poca comparación por todo lo que hay en juego. El título de la Liga española está sobre la mesa y se busca campeón.

Por eso, no extrañó el exigente interrogatorio al que se vieron sometidos hoy Ramos y Guardiola. El primero ofreció 22 minutos de rueda de prensa y el segundo se fue hasta los 35. Los periodistas se frotaron las manos con los 57 minutos de material dialéctico que entregaron ante ambos.

El nombre de Lionel Messi está en boca de todos, en un bando y en otro. Por una parte, el Barcelona quiere volver a ver la mejor versión de la estrella argentina, que no rindió conforme a lo esperado en el partido de Liga de Campeones ante el Chelsea el martes. Y, en el otro lado, se buscan fórmulas para parar el poderoso gambeteo del punta azulgrana.

"¿Tiene preparado un plan anti-Messi?", le preguntaron a Ramos. "No. Tenemos un plan 'anti-Barcelona'", respondió el entrenador del Real Madrid.

Muchos recuerdan el severísimo marcaje que propuso Ramos sobre Messi en el partido de la primera vuelta, finalizado con triunfo azulgrana por 2-0. Guardiola se quejó mucho de las patadas recibidas por su jugador y la afición se pregunta si se volverá a repetir tal planteamiento.

La diferencia es que entonces el Real Madrid se presentaba como víctima propiciatoria por su mala dinámica. Pero todo ha cambiado ahora que el equipo blanco protagonizó una gran remontada para situarse sólo a cuatro puntos del líder a falta de cinco jornadas tras 17 victorias y un empate en los últimos 18 encuentros.

"Anular a Messi no garantiza nada. Debemos superar colectivamente al Barcelona porque estamos obligados a ganar", añadió Ramos, consciente de que el título pasa por derrotar a su rival. No le vale siquiera el empate.

Por su parte, Guardiola también lanzó un discurso muy ambicioso. "Lo único que le he pedido a mis jugadores es que salgan a ganar, que no especulen. Si ganamos, el título estará muy cerca", admitió.

El técnico azulgrana sorprendió el miércoles al anunciar que suspendía el entrenamiento del jueves para dar descanso a sus jugadores. "Hay dos clases de fatiga: la física y la mental. Y a mí me preocupa más la última", aseguró Guardiola ante la exigente recta final que encaran los azulgranas, que pelean por un histórico triplete.

Justificó así su decisión: "Lo mejor era que nos moviéramos, que cada uno estuviera en su casa, que se tomara una pizza", añadió. Carbohidratos para sus fatigados futbolistas.

Parece que el "clásico" de mañana no tendrá nada que ver con el de la primera vuelta, en el que el Real Madrid asumió su inferioridad casi desde el inicio. Ahora el equipo blanco se agarra a ese orgullo que le ha permitido devolver toda la emoción a la Liga española ante un Barcelona que sigue deslumbrando con su fútbol vistoso, a falta de refrendarlo con títulos.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|19:28
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|19:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic