Dicen que Massera no puede ir a juicio oral por problemas de salud

Un informe médico pericial determinó que el ex dictador Emilio Massera "no se encuentra en condiciones de afrontar" un proceso judicial por la apropiación de una hija de desaparecidos durante el último régimen militar.

Un estudio médico realizado al ex almirante Emilio Massera fue contrario a otro que le hicieron recientemente a pedido de la Justicia de Italia, que a comienzos de este mes consideró que el ex marino, de 83 años, está en plenas facultades para afrontar un juicio en Roma por la muerte de tres ciudadanos italianos durante la dictadura argentina.

La pericia conocida hoy, ordenada por la jueza María Servini de Cubría en el marco de una causa por la apropiación de una hija de desaparecidos, concluyó que Massera presenta "facultades mentales que no encuadran dentro de la normalidad psico-jurídica".

Los médicos y psicólogos forenses que elaboraron el informe señalaron que el ex dictador sufre un "trastorno psico-orgánico que trae aparejado un deterioro cognitivo global" y su cuadro es "crónico, irreversible y potencialmente evolutivo".

"La patología que presenta el imputado afecta su capacidad volitiva y de comprensión, es decir limita ostensiblemente su autonomía psíquica", agrega el estudio.

El 15 de abril pasado, Massera fue internado en el Hospital Naval por motivos que no fueron precisados, si bien medios locales indicaron que se debió a una dificultad en su marcapasos.

En 2005, el sumario por su implicación en la muerte y desaparición de los italianos Angela Aietta Gullo, Giovanni Pegoraro y su hija Susana había quedado suspendido por un informe pericial que determinaba que el acusado padecía demencia.

Sin embargo, tras una evaluación neuropsiquiátrica efectuada en Buenos Aires en diciembre pasado, un tribunal de Roma indicó que el ex marino  está en condiciones de ser sometido al juicio que comenzará en Roma el próximo 30 de septiembre.

Según los peritos italianos, en lugar de sentirse culpable Massera se cree "uno que ha sido un héroe" y considera que lo que hizo en la dictadura es lo que debía para salvar al país de los "sin Dios", los "sinvergüenzas".

Desde 1998, el ex marino cumple arresto en su domicilio de Buenos Aires acusado de delitos de lesa humanidad cometidos durante el régimen militar y, cada vez que se ha visto acosado por la Justicia, se declaró enfermo.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 22:15
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 22:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes