Junot Díaz: "En los blogs hay mucha energía inteligente"

El escritor dominicano, ganador del Pulitzer de novela por "La maravillosa vida breve de Oscar Wao", señaló a los blogs como "una de las ramas importantes" de la literatura actual, horas antes de partir de Nueva York a Buenos Aires para participar como invitado especial de la Feria del Libro.

Por Dolores Pruneda Paz / Télam

"Los blogs son una expresión literaria dinámica y enérgica, hay muchísimo talento ahí, gente muy creativa. Hay mucho joven metido en eso ahora y por eso me interesa. Lo veo como una de las ramas importantes que tenemos ahora", afirmó Junot Díaz (foto) en diálogo telefónico.

De hecho, "en muchos blogs hay mucha más energía que en el propio campo literario", aseguró este escritor que el sábado próximo ofrecerá una charla en la Feria del Libro que se realiza en La Rural.

Este formato "permite una interacción que imprime mucha fuerza, es como un relámpago: tú puedes escribir algo una vez y de inmediato saber cómo reaccionó tu audiencia", comentó Díaz, creador también de Los boys, un libro de historias breves que ocurren en los barrios Santo Domingo y los alrededores Nueva York.

La diferencia entre la construcción y la lectura de un blog y un libro "sería algo así como estar en una sala con un grupo de desconocidos o tomar un café con tu mejor amigo", graficó.

Para este escritor de 40 años, radicado en Estados Unidos desde los seis -cuando emigró junto a su familia desde Santo Domingo- "los libros todavía tienen esa característica de ser muy íntimos, permiten otras reflexiones".

Tanto en su libro de relatos como en su premiada novela -que le llevó once años de trabajo- el dominicano aborda la compleja realidad de los inmigrantes latinoamericanos a Norteamérica con un lenguaje coloquial donde el inglés se entremezcla con numerosos modismos hispanos.

"La novela no tiene que ver con mi vida, mi mamá la leyó y ella me preguntó: ’muchacho quiénes son esas gentes’, la inventé completamente, pero el otro es muy autorreferencial", sostuvo.

En La maravillosa vida breve de Oscar Wao cuenta la historia de los León Cabral, una familia obligada a emigrar a los Estados Unidos por un ’fukú’ (maldición) que relaciona en tono fantástico con el régimen del dictador Rafael Leónidas Trujillo, que gobernó por treinta años la isla.

La historia gira en torno a Oscar, un joven dominicano gordo y ’nerdoso’ que vive en los suburbios de New Jersey, fascinado con los cómics, juegos de rol y literatura fantástica y sobre todo con las ’jevas’ (chicas) con quienes no logra ’rapar’ (transar).

"Tres generaciones, cuatro personajes y un narrador que no pertenece a la familia, algo que se me tornó interesante porque es algo diferente cuando tenés que contar la historia de tu familia o la de otra", dijo Díaz.

"Junior, ese narrador que es fundamental en la trama, fue un reto para mí, porque tenía que hablar de gente desconocida, aunque también eso me dio cierta libertad", reconoció.

La construcción de este libro "fue un trabajo muy duro, mi propio club de la pelea, pero un proceso tan difícil en la distancia ayuda mucho", describió.

Para retratar a Oscar ’Wao’ -una deformación de Wilde producto de la cadencia caribeña- Díaz tuvo que volver a las lecturas que lo fascinaron en su adolescencia: "No leía nada desde los quince y tuve que meterme en ese campo de nuevo".

"Fue una experiencia muy interesante y cool porque descubrí muchos libros de ciencia ficción y comics que no conocía por esta novela. Valió la pena, además muchos otros me sorprendieron porque eran más buenos de lo que yo recordaba", resaltó el escritor que recurrió a personajes de X-Men, Los vigilantes, Akira y Tolkien para contar esta historia.

Díaz -que hace dos años da vueltas por el mundo presentando esta novela y promete que Buenos Aires será su último viaje "por mucho tiempo"- escribe en inglés porque en ese idioma aprendió a escribir, cuando llegó a Estados Unidos el español no se enseñaba en las escuelas y los maestros castigaban a quienes lo hablaban.

"No me quiero convertirme en un comemierda en estos temas y hablar de lo que no sé, pero hay mucha gente que habla español aquí y eso no significa nada respecto de la integración: muchos hablan lenguas indígenas en América y no están ni se los ve integrados", aseguró.

"Hay una obsesión en nuestros países con el español, la gente cree que el español es más importante que Dios o la paz; pero acá tenés un vecino que habla árabe y otro japonés", ejemplificó. "El idioma es fundamental de veras -afirmó Díaz- pero no creo que esa obsesión medio religiosa con el idioma ayude mucho.

Lo que veo es que tenemos una mierda de globalización y por eso mismo muchos quieren una cultura o un país ’puro’". "Yo no sé, pero los seres humanos somos medio raros. Cuando hay más mezcla la gente se vuelve loca por una narrativa más sencilla, cuando la vaina se pone compleja la gente enloquece por que se ponga simple", concluyó.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|23:21
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic