Infoxicados: la culpa no es del chancho

La gripe porcina ha generado una avalancha informativa que ha superado, en dimensión, a la propia pandemia anunciada. Aquí, una reflexión sobre la "fiebre por información sobre la gripe porcina" y el remedio para curarla.

La fiebre por información sobre la gripe porcina es una nueva enfermedad que nos afecta y el vector es fácilmente detectable en cada hogar, en cada lugar de trabajo: los medios de comunicación. La única forma de combatirla es siendo precavidos a la hora de recibir los primeros síntomas. Estos son: intención de comprar barbijos, interés por ir a la farmacia a proveerse de vacunas o pavor frente a la presencia de mosquitos en un picnic o de cerdos, en sus dos versiones, vivos en una granja o en su forma más usual, abiertos en el pecho sobre una parrilla (con o sin manzana en la boca).

Intoxicados por tanta información, infoxicados, fácilmente caemos en un estado de sopor en el cual no podemos distinguir qué cosas realmente son importantes para llevar adelante la vida diaria.

La pandemia no ha sido admitida formalmente, pero puede saberse que quienes caen bajo los efectos de esta fiebre informativa no saben a ciencia cierta de qué se muere más, si de hambre o de dengue; no se acierta en saber si los decesos se producen por la inseguridad o por la saturación porcina; resulta improbable percibir si uno se enferma más por la decadencia del sistema sanitario o bien, por tanta peste nueva que nos contagia la naturaleza que nos rodea.

Pandemia.tv

El caso de la gripe porcina resulta para la comunicación un nuevo hito digno de análisis, comparable a lo que fue la Guerra del Golfo y la transmisión en directo del estallido de las bombas por parte de la CNN.

Resulta curioso que sea esa misma cadena la que hoy nos informa, desde su sitio de Internet, en torno a los peligros de la saturación de información en torno a la nueva gripe. Pero lo hizo. Y lo hizo atinadamente.

De acuerdo con el periodista Eric Auchard, columnista de la agencia Reuters cuyas palabras fueron reproducidas por la cadena estadounidense, “la era de Internet permite que los hechos y rumores se diseminen casi instantáneamente. Pero conocer la existencia de brotes alrededor del mundo no debe confundirse con los riesgos de contraer la enfermedad”.

Es cierto, como dice, que la última epidemia de gripe surgió en Hong Kong hace 41 años, en 1968, dejando un millón de muertos.

Lo curioso es que en aquel momento la limitación de los medios de comunicación disponibles jugó en contra, ya que la gente no se enteró a tiempo de cómo resguardarse del contagio.

Pero ahora puede estar sucediendo un efecto paradojal: la pandemia es decretada por la sobreinformación y el alerta exagerado.

Mientras tanto, una persona muere por minuto en el mundo a causa de un arma de fuego. Esa muerte podría prevenirse, pero no se hace.

Miles de personas mueren de hambre. Está claro que podrían evitarse esas muertes, entre otras cosas, limitando el comercio de esas armas y destinando esos fondos a dar de comer. Estaríamos terminando con dos pandemias de un mismo tiro, (con perdón del término).

En definitiva, hay una vacuna que no se consigue en los comercios y con la cual ninguna empresa gana dinero, pero que los seres humanos podemos producir con los recursos que la naturaleza ya nos ha suministrado: la lectura crítica de los medios de comunicación.

Usarla es altamente beneficiosa.

Opiniones (2)
17 de octubre de 2017 | 09:27
3
ERROR
17 de octubre de 2017 | 09:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. HA SIDO RECONFORTANTE LEER ESTA NOTA. UNA CRÍTICA CONSTRUCTIVA A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN VIENE A TIEMPO PORQUE LA VERDAD ES QUE %u201CSATURAN%u201D CON LA NOTICIA DE MODA. SI, PORQUE AUNQUE ES IMPORTANTE EL TEMA DEL VIRUS Y EL DENGUE, LA VIDA CONTINÚA EN LA PROVINCIA, EN EL PAÍS Y EN EL MUNDO%u2026INFORMAR ES CORRECTO, SIN EMBARGO EL DENGUE QUE ESTÁ AQUÍ Y AHORA, LOS DELITOS, LA MENTIRA POLÍTICA, EL HAMBRE, LA VIOLENCIA%u2026.TODO PERMANECE INDIFERENTE AL VIRUS IMPORTADO. SOCIEDAD MENDOCINA: CONTINUEMOS CON NUESTRAS VIDAS SIN PÁNICO, CON PRUDENCIA Y SOBRE TODO EMPECEMOS A SELECCIONAR LAS LECTURAS, LA CULPA Y LAS SOLUCIONES SON DE TODOS.
    2
  2. Lectura crítica es lo que no hay. Sobre todo lectura. La información llega, no se en qué porcentaje, pero debe rondar por lo 90 %, por medios orales: la TV y después Internet, que aunque es un medio gráfico, es de muy corta duración. En este mismo diario, por ej. la información, se corre minuto a minuto. No hay tiempo de leerla y criticarla, volverla a leer y comprenderla. Sacar lo real de la hojarazca. En definitiva, no sólo de la gripe, sino de cualquier información, te amontonan datos, especialistas, mesas redondas, notas especiales. De manera que al final es el apocalipsis. Una buena, hace unos días, que no empiezan los noticieron amontonando cadáveres de las policiales.
    1
En Imágenes
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes