Deportes

Coria: "Me fueron desgastando los golpes tan duros que recibí"

El Mago, quien ayer anunció su retiro del tenis, entregó algunas precisiones para entender su decisión. No te pierdas un video íntimo del deportista.

El "Mago" Guillermo Coria justificó hoy su decisión de retirarse del deporte profesional al argumentar que "es muy difícil seguir cuando no hay un sueño", y advertir que "si uno no está bien de la cabeza, en el tenis no va".

"Ya no estaba sintiendo el instinto de querer vencer al rival. Pasé a ser igual dentro de la cancha que fuera. Y me fui desgastando, fui perdiendo las ganas", comentó.

Coria anunció ayer a través de la Asociación Argentina de Tenis que ponía fin a su carrera profesional y este mediodía habló en conferencia de prensa, en el Vilas Club de los Bosques de Palermo.

"No voy a echarle la culpa a nadie. También soy responsable de haber cambiado el saque para mejorar y me expuse a ganar dos puestos pero a perder muchísimo. No fue bueno y no lo recomiendo", analizó.

Según Coria, estaba convencido de que ese cambio lo iba a ayudar a ser el número uno, cuando estaba en el puesto tres y cerca de alcanzar el dos.

"Con el tiempo me fui desgastando. Llegó un momento en que no me sentí cómodo", contó Coria, quien también reveló que sólo conversó de su decisión con su esposa y su entrenador.

Ante este trance, sostuvo que anoche no pudo dormir pero también evocó cuando era chico y dormía abrazado a una raqueta, momento en que interrumpió su alocución y quedó sumido en un profundo silencio.

La conferencia de prensa transcurrió en presencia de los padres del ahora ex jugador, de 27 años, quien puso en duda que el retiro anunciado sea definitivo porque, como dijo, tal vez sienta ganas de volver en dos o tres años.

"Es la decisión que tomé ahora pero seguro que en estos meses no diré que vuelvo a jugar. La tenía decidida pero no lo sabían ni mis amigos", confió.

Entre las explicaciones que encontró, dijo: "Es muy desgastante jugar al tenis. Se me hacía difícil aguantar tantos partidos por mi contextura física, por ser tan flaco. A fin de año, los tenistas llegamos con la cabeza quemada.

Coria aclaró también que tiene que ver "de qué forma" se retira del tenis: si será en una gira en polvo de ladrillo o en la Copa Telmex el año que viene.

"No quería mentirme y lo dije. Quiero retirarme bien y vivir este momento junto a mi gente. Debo pensar qué haré con mi futuro, aunque quiero hacer clínicas por el país y con River, para llevar al tenis de ese club a lo más alto. Las clínicas están preparadas, ya tengo las carpetas. También tengo cosas para hacer fuera del tenis", remarcó.

Sostuvo que ama a ese deporte que le dio muchísimo, ya que fue espectacular lo que vivió y siempre lo llevará en su vida. 

"A mí no me gustaba perder en primera ronda porque siempre fui un ganador. Fui recibiendo golpes en mi vida para luego luchar en los partidos. En tan pocos años logré en lo que muchos no hicieron en su carrera. Pero ahora no me sentía bien de la cabeza. Ojo, no estoy loco", aclaró.

Coria recordó que lo marcó la lesión en el hombro, de 2004, en ese sentido sostuvo que quedó "desgastado" y relató que si no se operaba no habría podido seguir jugando.

"Quizás hubiera sido mejor hacer una cosa más organizada como una conferencia de prensa en Rufino, mi ciudad, pero bueno, se dio así. Hace tres años que estoy que sí, que no, tampoco se puede dilatar demasiado la cosa", puntualizó.

Entonces cono que se decidió "hace una semana, al volver de Tailandia", justo cuando tenía como meta ganarle a Rafael Nadal en polvo ladrillo: "Cuando me di cuenta que no iba a ser posible fue como que perdí la motivación".

"Si estuviste durante tres años entre los primeros diez del mundo, ya no querés pelear por ser el sexto o el séptimo. Y el que cree que al tenis se gana con telento y con pegarle bien a la pelotita, está equivocado",  indicó.
  


Coria reflexionó: "Me pusieron `Mago` porque decían que tenía talento pero si uno no está bien de la cabeza, en el tenis no va. Qué difícil que es el retiro. El año que viene en una de esas me
prendo en algún torneo".

Así de dubitativo se mostró Coria, quien pasó revista a los imponderables y recordó que muchas veces volvió "sin estar preparado".

"La gente me lo pide en la calle pero hoy soy feliz sin jugar al tenis", advirtió en otro tramo de la conferencia mientras que reaccionó firme cuando le preguntaron si en el tenis actual ya no basta con el talento.

"Entonces (Andy) Murray no podría jugar porque lo hace parecido a mí. Jugué contra rivales que me llevaban dos cabezas. Lo que me perjudicó es que siendo tan flaco no pude seguir el ritmo de los partidos", concluyó Coria, quien dijo que entre 2003 y 2004 experimentó lo mejor de su carrera.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|11:45
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|11:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes