Después de sus vacas, Damien Hirst vuelve a la pintura

Y como es uno de los artistas más cotizados y ricos eligió para exhibir su nueva obra la Wallace Collection. Como antes sus polémicas esculturas e instalaciones con animales, sus nuevas obras son  recordatorios de que todos somos mortales, uno de los temas eternos del arte.

Se trata de un museo nacional especializado en pintura, muebles y porcelanas del siglo XVIII francés, pero que conserva también obras importantes de otros períodos de la historia del arte.

"Me gusta la idea del arte que tenía John Ruskin, hay una línea ininterrumpida que lleva a los hombres de las cavernas, y nosotros somos sólo las últimas adiciones", comentó Hirst.

Hirst presentará en ese museo veinticinco lienzos, entre ellos dos trípticos, creados entre 2006 y 2008 y a los que ha bautizado The Blue Paintings (Las pinturas azules).

En la Wallace Collection, acaso el más íntimo entre los museos nacionales del Reino Unido, Hirst presentará su obra en un contexto clásico, rodeado de obras de viejos maestros de la gran tradición europea, armaduras, porcelanas y otros objetos.

"He optado por mostrar mis nuevas pinturas aquí porque me gusta el hecho de que se trate de una colección familiar. Es como un mundo aparte. Mis nuevas obras parece como si perteneciesen desde siempre a este lugar, como otras obras y otros objetos del pasado", declara el artista.

Como antes sus polémicas esculturas e instalaciones con animales, las nuevas obras de Hirst son otros tantos memento mori, recordatorios de que todos somos mortales, uno de los temas eternos del arte.

Las pinturas llevan títulos surrealistas, metafísicos o religiosos como Floating Skull (Calavera Flotante), The Meek Shall Inherit the Earth (Los mansos heredarán la tierra) o Men Shall know nothing (Los Hombres no sabrán nada).

Fuente: EFE

En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic