Enfoque: ¿al mosquito del dengue se lo comió un chancho?

La psicosis por los efectos potencialmente destructivos que puede provocar la nueva peste, la gripe porcina, dejó en un segundo plano a la epidemia de dengue.

Surgen varios puntos para el análisis, a partir de la realidad actual de la salud en la Argentina.

Entre ellos, queda en evidencia la fragilidad sanitaria del país, ya que mientras una epidemia no logra ser controlada, otra altera el ritmo habitual de funcionamiento de los hospitales y genera un alerta a la que dudosamente pueda responderse con los recursos instalados, más allá del factor profesional altamente especializado con que se cuenta.

Una vez más se actuará bajo los efectos de “emergencia”, lo que no significa que la situación nos desborde, sino que, aunque podría ser controlada, no se cuenta con los recursos e infraestructura ya listos, dispuestos y preparados para hacer frente a situaciones como las que nos están alterando la vida diaria.

Otro punto por el que debemos hacer un paréntesis en la vorágine informativa es en torno al dengue, su permanencia aquí y los efectos que ya está causando en la población.

Hace unos días, la organización “Médicos sin Bandera” estimó que podrían llegar a 100 mil los casos de dengue registrados en la Argentina desde enero pasado.

Esto habla a las claras –y así debe entenderlo la población-de que aun aquella peste no ha sido controlada ni mucho menos, superada. Hablar hoy de la peste porcina con la insistencia con que lo estamos haciendo no implica disminuir las precauciones sociales ni el accionar estatal para afrontar la presencia de dengue en el país.

En definitiva, es importante saber que al mosquito del dengue no se lo comió un chancho y que, más allá de la novedad que nos preocupa, hay temas de fondo que tienen que ver con el servicio de salud que existe en la provincia y el país que merecen, en esta coyuntura, al menos ser puestos en debate.

Opiniones (8)
21 de agosto de 2017 | 15:49
9
ERROR
21 de agosto de 2017 | 15:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Quizás la fiebre porcina haya "despertado" a la actividad en Mejico. Pero las probabilidades de que tanto el mosquito como la cerdita sean nativos del territorio nacional son exactamente iguales. No es ninguna fantasía pensar que la pobreza, la inhabitabilidad, el mal comer, la falta de educación y TODOS los etcéteras que quieran adicionar, dan las condiciones para que hoy todos se preocupen. Y si en Mendoza dependemos de los planes jaquistas, solamente tenemos 3 meses para solucionarla la vida a mosquitos y cerdos. El "MAPA DE LA SALUD" va a parecerse al de la SEGURIDAD. Jaque a la enfermedades!!!!
    8
  2. UN POCO MÁS AMPLIO...
    Coincido plenamente con el tenor de la nota, pero cuando surgen las pandemias no hay país que esté a salvo. Lo curioso, como llamo a esta "rebelión en la granja" surge a raíz de estas calamidades. Primero fue el sida, trasmitido a partir de los monos; luego el tema de la "vaca loca": después la gripe aviar; siguió el mosquito portador del dengue y terminamos -por ahora- con la gripe del chancho. Mientras tanto los grandes laboratorios hacen enormes negocios en el mundo junto a sus cómplices políticos, sin tomar recaudos ante estos hechos, a los cuales debemos sumar nuevas enfermedades producidas por alimentos geneticamente modificados. Logicamente que este tema de salud está estrechamente ligado a la pobreza y la falta de educación, más servicios básicos como el agua potable y una vivienda digna, pero claro, quién piensa en los costos sociales que puedan hacer disminuir sus mal hábidas riquezas. La naturaleza sigue teniendo sus propias reglas y ahí pagan las consecuencias los más inocentes que son los excluídos del sistema.
    7
  3. Me parece que el problema del Dengue y de la Gripe Porcina, son causadas por la ineptitud de las Chanchas: Ocaña en la City, Mendoza en el incubadero del Dengue y Kirchner (La "Chancha" mayor) en la rosada. ¿Cuál es la siguiente?, porque la malaria ya la tenemos hace mucho...
    6
  4. esto se lo debemos a la inoperancia de nuestros diregentes gobernantes poco capacitados pa sus puestos. creen que mostrando un croquis de computadora, que ni saben explicar dejan a la poblacion tranquila, mientras los hospitales estan llenos. además quieren conencer que recorriendo las zonas y hablando con gente que solo tiene dinero para llevar el pan a la mesa solucionan el problema. Otros que estan en el recinto y que poseen el poder deciden que no es prioridad declarar la emergencia sanitaria. Claro son importantes las elecciones y como quedan su imagen en otro países. realmente verguenza !!!!
    5
  5. yo pude observar que para algunos funcionarios atraves de un croquis o grafico de computacion en distintos colores, que solo ellos entienden o quiern a ser sabr que lo entienden minimizan la situación diciendo que en su provincia se a llegado a controlar. ¿cómo?¿indicando que tienen que comprar, cuando carecen para comer?. Dando clase a quienes carecen de todo, incluyendo lo que el estado debería brindar. Mientras que otros en el recinto con poder deciden, que no era tema importante como para decir que hay un alerta en materia de salud. ¿Claro que pensaran otros países ? y¿ las elecciones? hay que trabajar, hacer campaña,no podes dejarlo de lado eso sí es muy importante para debatir. Mas que una epidemia, seguridad, desnutrición, analfabetismo etc. Realmente vamos de mal en peor ¿quien podra defendernos?
    4
  6. al final aparecen distintas enfermedades nuevas, LA GRIPE ABIAR, EL DENGUE, LA GRIPE PORCINA, pronto vamos a tener la "COLITIS K" que vendra acompañado de BOMITO JAQUE, hay, hay, cuantas plagas nos acosan cuanta porqueria dando vueltas por el mundo SUELTA.
    3
  7. ¿Qué contradictorio ché!!! Hoy salís de tu casa; y al atravezar la puerta, te pueden matar tanto un mosquito como un chancho. Increíble
    2
  8. muy buena la nota. hace ver que el estdo argentino (nacional y provincial) estan casi borrados del problema. ruego a dios que la gente internada en el hospital del mza no tengan la gripe...sino solamente dios puede ayudarnos.
    1
En Imágenes