Deportes

La FIA decide mañana sobre el caso McLaren

El equipo se enfrenta a la amenaza de posibles sanciones graves, que irán desde una fuerte sanción económica a la exclusión del campeonato. McLaren ya admitió que su director deportivo Dave Ryan y Hamilton mintieron a los comisarios en Australia.

La escudería McLaren-Mercedes comparecerá mañana en París ante el Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para responder por sus reiteradas mentiras durante y tras el Gran Premio de Australia y que desembocaron en la descalificación de su piloto Lewis Hamilton.

El equipo se enfrenta a la amenaza de posibles sanciones graves, que irán desde una fuerte sanción económica a la exclusión del campeonato. La escudería, que comparecerá ante el Consejo Mndial por tercera vez en menos de dos años, infringió el Código Deportivo Internacional de la FIA por la sucesión de falsedades que comenzó en Melbourne.

Hamilton y McLaren-Mercedes fueron descalificados del Gran Premio de Australia al considerar que ambos proporcionaron deliberadamente información falsa en su comparecencia del domingo 29 de marzo después de la carrera.

Los comisarios llegaron a la conclusión de que la información que Hamilton y McLaren presentaron el domingo del primer gran premio de la temporada era engañosa y, de acuerdo con el artículo 158c del código deportivo, piloto y escudería fueron excluidos de las clasificaciones de la prueba australiana. Después de esta medida, la sanción impuesta al italiano Jarno Trulli (Toyota) de 25 segundos de tiempo añadido en la clasificación le fue levantada, por lo que se le situó de nuevo en el tercer puesto de la clasificación.



Trulli, que fue tercero en la meta, fue sancionado en Australia por adelantar con la carrera neutralizada por el coche de seguridad a dos vueltas para el final a Hamilton, cuando éste se apartó hacia el lateral de la pista y redujo drásticamente la velocidad por creer que el británico tenía problemas. Así, McLaren deberá comparecer mañana ante el Consejo Mundial para responder por haber infringido el artículo 151c del Código Deportivo Internacional.

El reglamento persigue "cualquier conducta fraudulenta o cualquier acción que perjudique los intereses de cualquier competición o del deporte del motor en general". La FIA considera que McLaren violó las reglas por estos motivos:

- "El 29 de marzo (el equipo) dijo a los comisarios del Gran Premio de Australia que no dio instrucción alguna a Hamilton, con el coche Nº.1, para permitir que Trulli, con el coche Nº9, le adelantase cuando ambos coches estaban detrás del coche de seguridad, a sabiendas de que esto era incierto".

- "Hizo que su piloto Hamilton, actual campeón del mundo, refrendara y confirmara a los comisarios esa incierta afirmación".

- "Aun a sabiendas de que como resultado directo de esa incierta manifestación a los comisarios, otro piloto y un equipo rival fueron penalizados de manera injusta, (McLaren) no trató de rectificar la situación contactando con la FIA o de otra manera".

- "El 2 de abril, en una segunda comparecencia ante los comisarios del Gran Premio de Australia (reunidos en Malasia), no intentaron corregir el incierto comunicado del día 29 de marzo. Muy al contrario, mantuvieron que su argumentación era cierta, incluso tras haberse escuchado la grabación de la conversación (por radio) en la que el equipo daba instrucciones a Hamilton para dejar pasar a Trulli, y tras haberse ofrecido más de una ocasión para rectificar su falso argumento".

- El 2 de abril, en la segunda comparecencia ante los comisarios, hicieron que Hamilton mantuviera el falso argumento dado el 29 de marzo, pese a saber que lo que estaba diciendo a los comisarios no era verdad.

McLaren ya admitió que su director deportivo Dave Ryan y Hamilton mintieron a los comisarios durante la comparecencia en Australia y en una segunda la víspera del Gran Premio de Malasia. Ryan fue suspendido de empleo y sueldo por el equipo y Hamilton pidió públicamente disculpas por haber atendido las instrucciones de aquél de no decir la verdad. El jefe de la escudería McLaren, Martin Whitmarsh, acudirá mañana en solitario a París para defender a su equipo de una posible sanción.

Se espera una sanción contundente, aunque la prensa británica habla de un elevado castigo económico o, incluso, la suspensión de la marca en el campeonato.después de la carta enviada por el propio Whitmarsh al presidente de la FIA, Max Mosley, y que fue publicada en algunos periódicos. "Iré solo. No es una vista complicada. Hemos elegido no defendernos de los cargos y así simplificar el proceso," señaló el máximo responsable del equipo el domingo en Bahrein.

La posición de resignación y perdón por parte de McLaren se entiende en algunos ámbitos como una acción para evitar una sanción desproporciona. En el caso de que Hamilton fuese sancionado para no correr alguna carrera, el español Pedro Martínez de la Rosa, reserva del equipo, tendría opciones de volver a la pista para correr con un McLaren.

 
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:58
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic