Deportes

Barcelona igualó con Chelsea y ahora deberá definir en Londres

El conjunto catalán empató 0 a 0 con el equipo inglés por la ida de las semis de la Champions. La paridad parece beneficiar a los británicos, pero un gol del Barça en la revancha volcará la serie.

El Barcelona y el Chelsea empataron hoy 0-0 en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones de Europa en el Camp Nou y dejaron todo abierto para el duelo de vuelta en Londres.

El Barcelona fue claro dominador del encuentro, pero no pudo traducir su control en goles, por lo que el duelo decisivo se disputará el miércoles 6 de mayo en Stamford Bridge.

Manchester United y Arsenal jugarán mañana la ida de la segunda semifinal de la máxima competición europea, cuya final se disputa el 27 de mayo en Roma.

Los entrenadores visualizan los partidos antes de disputarse. A veces salen según sus ideas y otras no. A veces sólo se acercan. Guardiola había advertido sobre que el Barcelona necesitaba ser muy dominador. Si el duelo se convertía en un ida y vuelta, su equipo estaba perdido.

El Barcelona debía salir al ataque, ser valiente, pero sin desbocarse. En ningún momento había que perder la posición en el campo. La línea medular del Chelsea, actual subcampeón europeo, sabe cómo se juega al fútbol y puede hacer daño al contragolpe.

Hasta ahí, todo discurrió según el guión preestablecido en la mente del técnico azulgrana. El Barcelona fue el dueño absoluto de la pelota y estuvo muy serio atrás, aunque el único error que cometió, una mala cesión del mexicano Rafael Márquez, estuvo a punto de costarle un gol.

Víctor Valdés, un arquero que suele responder justo en los grandes momentos, detuvo el mano a mano al marfileño Didier Drogba, la gran amenaza "blue", y lo hizo por dos veces. Era el minuto 38.

Antes, el Barcelona había buscado con más voluntad que acierto lo único que no cuadró en el boceto de Guardiola: el gol. El equipo español trianguló bien hasta las inmediaciones del área, pero no generó ninguna oportunidad verdaderamente clara.

Los lanzamientos lejanos de Samuel Eto'o, Lionel Messi o Xavi se fueron directamente fuera. El primer disparo a puerta del local no llegó hasta la media hora de juego, pero el checo Petr Cech detuvo el flojo remate del francés Thierry Henry.

"No nos vamos a dejar sorprender como el Bayern", advirtió Guus Hiddink antes del partido. El Barcelona goleó 4-0 en los primeros 45 minutos de la ida de los cuartos de final al conjunto alemán. Pero el Chelsea, obviamente, no es el Bayern.

El técnico holandés dejó a Drogba solo en punta y formó dos trincheras de cuatro hombres muy juntas que estrangulaban, a veces bordeando la legalidad y otras sobrepasándola, el juego entre líneas de los finos centrocampistas locales.

Ni Xavi Hernández ni Andrés Iniesta conseguían conectar con ventaja con los delanteros y Messi apenas desbordó al portugués José Bosingwa, siempre escoltado por un Florent Malouda que apenas se sumó al ataque.

El guión no cambió demasiado al inicio del segundo periodo. La única modificación fue el cambio de Márquez, que se lesionó gravemente en una rodilla en el minuto 51, por Carles Puyol en el centro de la defensa local. Puyol vio luego una tarjeta amarilla y por acumulación no podrá estar en Stamford Bridge, por lo que el equipo catalán tendrá un problema añadido para la revancha.

El Barcelona era dueño absoluto del partido, pero su control no se concretaba en gol. Eto'o lo tuvo en una jugada individual, con regate entre las piernas incluido al totem de la defensa "blue", John Terry. Pero su mano a mano con Cech, tras dejar sentado a Alex de un recorte, lo desvió el portero checo a córner.

Quedaban 20 minutos y a esas alturas, Hiddink tenía claro lo que quería. Retiró a Frank Lampard, su medio más ofensivo, y dio entrada al defensa brasileño Juliano Belletti, cuya entrada en el campo fue recibida con el aplauso de los 98.000 espectadores que llenaron el estadio.

Al fin y al cabo, en Barcelona siempre será recordado como el héroe de París, el autor del gol que dio la victoria por 2-1 al club azulgrana en la final de la Champions de 2006.

En los últimos minutos, con Eto'o y Henry fuera del campo, Messi y Bojan Krkic formaron una delantera de bajitos en busca de mayor movilidad. Con el tiempo ya cumplido, Bojan tuvo en su cabeza el 1-0, pero su remate se fue alto. El marcador ya no se movió.

Desde luego, Guardiola sí que acertó de pleno en una cosa: "La eliminatoria se decidirá en Londres, eso está más claro que el agua".

Ficha técnica:

BARCELONA: Víctor Valdés; Dani Alves, Rafael Márquez (m. 4: Carles Puyol), Gerard Piqué, Eric Abidal; Yaya Touré, Xavi Hernández, Andrés Iniesta; Lionel Messi, Samuel Eto'o (m. 81: Bojan Krkic), Thierry Henry (m. 86: Alexandr Hleb).

CHELSEA: Petr Cech; Branislav Ivanovic, John Terry, Alex, José Bosingwa; John Mikel Obi, Michael Ballack (m.90+4: Nicolas Anelka), Frank Lampard (m. 70: Juliano Belletti), Michael Essien, Florent Malouda; Didier Drogba.

Tarjetas amarillas: Alex, Ballack, Yaya Touré, Puyol (no podrá jugar el siguiente partido)

Estadio: Camp Nou, 98.000 espectadores

Árbitro: Wolfgang Stark/Alemania
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|06:16
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|06:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016