Deportes

La F1 cambia su cara: tiemblan los grandes, se atreven los "chicos"

Nadie sabe aún exactamente qué rostro tendrá la Fórmula 1 del futuro, pero la tendencia que se perfila con cada vez más fuerza es la de una pérdida de peso de los grandes consorcios automotores y el regreso de equipos más pequeños y eficientes.

"No veo amenazada la existencia de la Fórmula 1", dijo hoy en Sakhir el piloto alemán de BMW Nick Heidfeld. "Pero quizás habrá grandes cambios", añadió.

Su compatriota de Williams, Nico Rosberg, subrayó que la "Fórmula 1 es muy importante para los consorcios automovilísticos desde el punto de vista del marketing".

Las reacciones de Heidfeld y Rosberg llegaron tras conocerse que el jefe del consejo de empresa (sindicato) de Daimler, Helmut Lense, dijo en una entrevista al "Stuttgarter Zeitung" que está en duda la futura participación del consorcio en los Grandes Premios.

"La Fórmula 1 no tiene aceptación entre los empleados. Y hay que tomar nota de eso", dijo.

Heidfeld no cree que existan esas intenciones en BMW.

"No soy ningún vidente, pero creo que nuestra empresa no está en la Fórmula 1 para quemar dinero, sino porque está convencida de que ello es propaganda para nuestra marca", dijo el alemán, agregando que la crisis económica afecta a todos, y no sólo a la Fórmula 1.

Rosberg mostró su molestia ante las sugerencias de que los consorcios automovilísticos alemanes se retiren de la Fórmula 1.

"Es mas que soprendente oir semejantes cosas. Mercedes debe seguir en la Formula 1", enfatizó el piloto, que reconoció que hay que seguir rebajando los costos para que las empresas no pongan reparos.

Heidfeld, en vista de la crisis, parte también de la base de que los costos, reducidos ya drásticamente, seguiran forzosamente descendiendo.

"El mercado regula eso. Y eso rige también para los sueldos de los pilotos, aun cuando, naturalmemte, nadie acepta gustoso una reducción", dijo el conductor de 31 años. "La oferta y la demanda deciden".

Lense opina que la retirada de Daimler sería el paso adecuado. "¿No sería ahora el momento oportuno para retirarse de la Fórmula 1 y en su lugar concentrarse de modo consecuente en tecnoclogías de impulsión ecológicas?", se preguntó.

Mercedes posee el 40 por ciento de las acciones de McLaren. La empresa de Stuttgart suministra motores a BrawnGP y Force India, aparte de a su socio británico de largo años, con el que consiguió numerosos titulos mundialistas.

"Mercedes encabeza la clasificación del Mundial", citó Rosberg otro argumento de marketing para la permanencia del consorcio en la Fórmula 1.

Desde el retiro de Honda reina proecupación en la Fórmula 1 sobre eventuales nuevos abandonos. Toyota y Renault son considerados ya desde hace tiempo candidatos a seguir a los japoneses. En cambio, en la jefatura de BMW no se habla para nadal del asunto. "La Fórmula 1 es valiosa para BMW", dijo hoy a dpa el jefe de motores, Mario Theissen.

De modo similar argumenta el jefe de motores de Mercedes, Norbert Haug, quien opina que la inversión en las "flechas de plata" valió totalmente la pena para el constructor de automóviles.

También para otros consorcios automovilísticos, aparte de Daimler, los dispendios de millones por la Fórmula 1 hace ya tiempo que son objeto de discusión. El jefe de equipo de Toyota, Tadashi Yamashina, tuvo que esforzarse para convencer a la directiva del consorcio de que no siguiera el ejemplo de Honda.

"Nuestros negativos datos económicos sembraron dudas al parecer", dijo hace poco Yamashina. Sólo a cambio de prometer masivos ahorros la jefatura de Toyota dio "luz verde" para el equipo.

El jefe del consorcio Renault, Carlo Goshn, es considerado tambien hombre de línea férrea a la hora de ahorrar, y espera nuevos éxitos del equipo del doble campeón mundial Fernando Alonso, a fin de poder justificar el costoso proyecto Fórmula 1.

El futuro del constructor francés de automóviles en la clase reina no es ni mucho menos seguro después de que el banco ING holandés, sacudido por la crisis, anunciase que se despide a fin de año de su papel de patrocinador principal.

El presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Max Mosley, planea al parecer hace ya tiempo una Fórmula 1 sin los grandes consorcios automotrices. Con su propuesta de un límite máximo de presupuesto, el dirigente británico provocó a los fabricantes y abrió las puertas a mas equipos privados.

"Esto me parece en realidad un poco lamentable. Estamos viviendo una muy interesante situación en la Fórmula 1. Hay que conocer dónde están los límites, hasta que punto se puede llegar y en donde hay que tener cuidado", dijo recientemente a dpa el heptacampeón mundial Michael Schumacher.

La idea de Mosley tuvo aparentemente éxito. El miércoles, el equipo británico Lola reveló sus planes de volver a la Fórmula 1. Al día siguiente el equipo inglés Prodrive anuncio también su interés.

Las propuestas de la FIA podrían conducir a que "la Fórmula 1 vuelva a su fundamental ética de tener éxito con la mayor riqueza inventiva y la mejor organización, y no con el presupuesto más elevado", dijo el jefe de Prodrive, David Richards.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|17:14
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|17:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016