Deportes

Boca perdió y aún no clasificó a octavos

Al Xeneize, puntero del Grupo 2, le alcanzaba con empatar ante el Deportivo Cuenca para asegurarse un lugar en la próxima ronda de la Copa Libertadores pero cayó 1 a 0. Preciado anotó el gol, a los 32' del segundo tiempo.

Boca Juniors, que volvió a jugar mal y a dejar una pálida imagen, perdió 1 a 0 ante Deportivo Cuenca, en Ecuador, en un partido correspondiente al Grupo 2 de la Copa Libertadores de América.

El único gol del partido fue convertido por Edison Preciado, a los 32 minutos del segundo tiempo, al capturar una pelota tras un contraataque muy bien urdido por el conjunto local.

Pese a este resultado, Boca sigue siendo único líder del Grupo 2, con 12 puntos, escoltado por Cuenca y Deportivo Táchira, ambos con 9 unidades; último quedó Guaraní, de Paraguay, que cayó en todas sus presentaciones.

El jueves que viene Boca recibirá a Deportivo Táchira y Guaraní a Deportivo Cuenca. Los argentinos con un empate se asegurarán el primer puesto del grupo y avanzarán de ese modo a los octavos de final de la Copa Libertadores.

La derrota golpeó al equipo argentino, que en todo momento procuró la igualdad y cuando parecía que Boca tenía controlado el resultado, a partir de los 20 minutos de la etapa final, Cuenca logró el gol y se llevó el triunfo.

Así, en una ráfaga de ataques, a los 25 minutos el brasileño Rodrigo Texeira, tras gambetear a Ezequiel Muñoz, no pudo definir, y a partir de allí, Boca perdió el dominio del balón y quedó sometido al avance rival.

Fue así que a los 32 minutos de la parte final, Preciado aprovechó un veloz contraataque del Cuenca, y luego de superar a Roncaglia y Muñoz, tiró de zurda y batió a Abbondanzieri.

A partir de ese momento, Boca atacó infructuosamente, el técnico Carlos Ischia ordenó el ingreso de Ricardo Noir por Fabián Vargas, y fue el delantero entrerriano el que se perdió el empate al rematar desviado, desde inmejorable posición, cuando el arquero ya estaba vencido.

La derrota propinada a Boca despertó la algarabía de la hinchada local, que festejó largamente la victoria que lo deja con muchas chances de pasar a la siguiente ronda.

En el primer tiempo Cuenca comenzó presionando a Boca, pero el equipo xeneize exhibió una defensa firme, ya que los tibios ataques esbozados por el conjunto local murieron en las manos de Roberto Abbondanzieri.

El mediocampo de Boca no tuvo mayor trabajo, ya que Sebastián Battaglia y Fabián Vargas controlaron el balón y lo distribuyeron correctamente, aunque abusaron de los pelotazos hacia el goleador Martín Palermo o trataron de aprovechar la velocidad de Pablo Mouche, que siempre superó a su marcador.

En un cotejo aburrido, con escasas situaciones de gol, Deportivo Cuenca recién llegó con alguna posibilidad a los 16 minutos cuando el brasileño Rodrigo Texeira cabeceó a las manos de Abbondanzieri, luego de un centro de Juan Guerrón.

Boca respondió a los 23 minutos, con un disparo por sobre el horizontal del tucumano Juan Angel Krupoviesa, que se había escapado por el sector izquierdo.

El partido transcurría con una absoluta paridad y con desaciertos en los pases por ambos equipos, cuando a los 26 minutos, tras un tiro libre de Guerron, que fue rechazado por la defensa de Boca, se gestó un veloz contraataque: Gaitán metió un pase en profundidad para Mouche, quien superó a su defensor pero quedó desacomodado aunque alcanzó a sacar un remate de derecha que fue desviado al corner por el arquero.

Hasta el final del primer tiempo Boca, con un esquema conservador, se dedicó a contener los ataques de su rival y apeló, cuando pudo, a algún contraataque pero tampoco pudo vulnerar a la defensa del Cuenca.

Sobre el final de la etapa, un tiro desde lejos de Battaglia fue rechazado por Israel Alvarez, quien no pudo retener el balón ante la presencia de Martín Palermo, en una de las más claras ocasiones que tuvo Boca para convertir.

En el segundo tiempo todo fue diferente, ya que Boca y Cuenca desplegaron un juego más ágil y crearon situaciones de gol, ya que al minuto de juego Mataros y Paredes, tras una buena acción, desperdiciaron una buena posibilidad.

A los 12 minutos, Martín Palermo cabeceó afuera tras una excelente cesión de Pablo Mouche.

Pero a partir de los 21 minutos, tras el ingreso de Preciado, Cuenca aprovechó sus diez minutos de buen juego, logró el gol y supo conservar la ventaja, en un partido con muchas imprecisiones.

Boca perdió su invicto en esta nueva edición de la Copa Libertadores de América y el próximo jueves, en La Bombonera, ganando o empatando con Deportivo Táchira se clasificará a octavos de final.
¿Qué sentís?
1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%Satisfacción1%Esperanza1%Bronca1%Tristeza1%Incertidumbre1%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|17:34
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|17:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016