Lagomaggiore: más denuncias de robos de bebés y desaparecen historias clínicas

Luego que una mujer se presentara el martes ante la Justicia para denunciar que los mellizos que tuvo hace 21 años en el hospital podrían haber sido robados, aparecieron dos denuncias más y un caso de una enfermera que estuvo envuelta en una adulteración de DNI y supresión de identidad. Además, cuando desde la fiscalía pidieron que el hospital envíe las historias clínicas de esa época, respondieron que se habían perdido.

Una mujer que tuvo mellizos (un niño y una niña) hace 21 años en el hospital Luis Lagomaggiore, le dijeron que los niños habían muerto al poco de nacer. El bebé a las pocas horas y la beba a los dos días. Esta señora denunció el pasado martes en la Oficina Fiscal Nº 2  el hecho, porque a su entender se los robaron.

Su argumentación fue que nunca le entregaron los cuerpos de sus hijos, además de una serie de circunstancias —para ella— dudosas.

La denunciante, Marlene Lobos Gálvez (47), accedió a hablar con MDZ (ver nota) y relató por qué, 21 años después, vino desde Chile, en donde vive actualmente, para presentarse ante la Justicia. La publicación de este caso provocó reacciones, no sólo en el Gobierno, sino en gente común que vivió una situación similar y confusa en el mismo hospital en los años 80 y 90.

En medio de esta dramática situación, dos mujeres se comunicaron con la redacción de MDZ. Una de ellas  comentó que a ella le pasó algo similar en 1994 y la otra hizo referencia a que un familiar le sucedió lo mismo hace 18 años.

Por otro lado también llegó el relato de una persona que estuvo muy cerca de una enfermera del Lagomaggiore en 1995, que era delegada de ATE en ese momento, y se vio envuelta en la confección falsa de un DNI para una niña, que supuestamente "se la habían regalado".

Estos datos y testimonios fueron aportados a la causa, como debe ser, antes de ser publicados hoy.

De inmediato se abrió una investigación a cargo de la fiscal de Capital Laura Rousselle, quien pidió el secuestro de las historias clínicas de Lagomaggiore. “Me dijeron que por un incidente en el depósito donde estaban guardadas, que no quedó claro si fue una inundación, incendio o robo, todas las historias clínicas desde el año 1998 hacia atrás se han perdido”, explicó la magistrada.

Desde el Gobierno y la dirección del hospital prefirieron hacer silencio. Con notable preocupación, aunque no tiene que ver con su gestión, José Moschetti, director del Lagomaggiore, manifestó sobre la desaparición de las historias clínicas: “El ministro (Sergio Saracco) ha decidido que sea la Justicia la que se manifieste sobre este hecho y hemos colaborado con la fiscal”. Sin embargo, se negó a precisar qué sucedió entre el 24 y 27 de marzo de 2006 en el depósito donde estaban las historias clínicas.

Su antecesora, Sara Papa, dijo que “hubo un robo en el que se llevaron mucha documentación para venderla como papel, pero luego se recuperó todo”. De todos modos, a la fiscal Rousselle le mencionaron tres hechos confusamente distintos: incendio, inundación y robo, aunque por este último, según la ex directora, no se perdió nada.

Además, Papa, aclaró que durante su gestión pasados los diez años, las historias clínicas eran guardadas en la ex Bodega Giol, por lo cual deberían estar allí las historias de las mujeres denunciantes.

Los casos
Graciela Alejandra (pidió reserva de su apellido) es mendocina pero casualmente también vive en Chile, al igual que Marlene. Al leer la nota publicada por MDZ se comunicó vía y luego por chat para dar a conocer lo que le sucedió porque “quiero sacarme la duda si mi hijo vive o no y si puedo colaborar con la Justicia”.

La nueva denunciante, quien aseguró que está dispuesta a viajar para declarar si la Justicia la requiere, escribió: “Leyendo la nota de los mellizos que robaron del Lagomaggiore hace 20 años te cuento que pase por una situación parecida en el año 1984. Mi bebé estaba neonatología de ese recinto hospitalario y yo figuraba como mamá soltera por que aun no estaba casada (pero estaba con el papá de mi hijo que hoy es mi marido).

Fue un parto prematuro pero mi bebé estaba bien, era alimentado con leche materna por medio de sondas, evolucionaba perfecto. Es más, pasó las horas críticas y había un optimismo por parte de los médicos que era favorable. Estuve con el ese día a las 9 de la mañana, después a las 6 de la tarde y cuando fuimos con mi marido a las 9 de la noche nos dicen que el bebé murió.

 Nunca lo vimos muerto en definitiva, no me quisieron entregar el cuerpo del bebé. Un bebé precioso de tez blanca, cabello claro; mi hijo nació el 4 de marzo de 1984. A los pocos días unos amigos nuestros que no podían tener hijos adoptaron un bebé nacido en el mismo hospital el día, 11 de marzo, o sea adoptar entre comillas ya que ella era enfermera del hospital y el bebé salió del recinto con el apellido de ellos; según ellos (el matrimonio) la madre lo cedió. A los dos años vuelvo al hospital a dar a luz a mi segundo hijo y lo increíble fue que yo no tenía expediente médico, en ninguna parte figuraba que había a dado a luz un niño vivo en marzo de 1984. Ahí até cabos y nudos,  me asaltaron todas las dudas que yo tenía guardadas, fue un momento difícil y de sentimientos encontrados, por que siempre supe que me robaron mi bebé. En el momento fue tan grande el dolor que no reaccioné y en la familia me decían que me tranquilizara, que eran mis nervios los que me hacían creer cosas así. Como te digo, cuando volví al hospital y pude constatar que yo no estaba registrada, o sea que nunca había estado ahí según ellos, como que yo invente que tuve un bebé … perdón es tan difícil escribir. Tengo la medallita que me pusieron cuando él nació, es la única prueba que tengo ya que a él no me lo dieron”.

Este fue el mail que envió Alejandra. Pero luego brindó otros detalles; tales como que cuando tuvo ese hijo tenía 19 años, era muy joven y no comprendió toda la situación. Además, no estaba legalmente casada con quien hoy es su marido, es decir en el registro de internación era una madre soltera. Esto es similar a lo que le sucedió a Marlene, quien tampoco estaba unida civilmente al padre de sus mellizos.

Alejandra, para fundamentar su historia consignó los siguientes datos, aunque su historia clínica ya había desaparecido a los dos años (1986): fecha de ingreso al hospital con casi 7 meses de gestación 04 de marzo de 1984; fecha de parto, el mismo día; supuesta muerte del bebé, 07 de marzo de 1984; y número de medalla del niño 1286 año 1984.

También recordó el nombre de la enfermera y su marido, pero solicitó que no sea publicado aunque sí será aportado a la causa judicial.

El otro hecho fue comentado brevemente por una lectora en la nota publicada ayer, aunque sin mayores precisiones (leer comentario). No obstante, mencionó que a un familiar suyo le sucedió lo mismo hace 18 años. En este caso, ella no es la protagonista y no tendría motivos de depresión o angustia no resuelta, como se le puede cuestionar a las mujeres que perdieron a sus hijos.

Pero más cerca en el tiempo (1995) hubo una situación más concreta en la que una enfermera, caba del servicio de Obstetricia, y delegada de ATE, por aquel entonces, estuvo involucrada en una maniobra de supresión de identidad de una nea.

La mujer se llamaría Olga, ya que quien aportó la información no lo recuerda con exactitud debido al paso del tiempo. Pero estuvo cerca de la enfermera asesorándola legalmente, aunque no pudo evitar que ella, enfermeros del Lagomaggiore y gente del Registro Civil pasaran casi un mes en la Penitenciaría.

Fue la Justicia Federal la que intervino en aquella causa aunque en el hospital fue sumariada. Según la fuente, la enfermera “logró que inscribieran como nacida en el hospital y que le dieran incluso un DNI a una beba que, según nacida en una pensión. Dijo que una pariente suya le pidió ese favor porque una boliviana o peruana le había dado o ‘regalado’ una nena en la Terminal. Y la caba, como dijo que le dio pena, habló con un par de ‘truchos’ en el hospital (enfermeros y empleados del Registro Civil) y lo logró. Pero, a los pocos días, algo salió mal; creo recordar que fue porque no coincidían los números de la medallita que le ponen a los recién nacidos con algún otro registro. Y la parienta esa le pidió (a la enfermera) que dejara todo sin efecto. No lo pudieron hacer porque el DNI ya había sido entregado. Algo ocurrió, alguien hizo una denuncia, y todos terminaron como 1 mes en la Penitenciaría”.

Una denuncia de una mujer chilena desembocó en otras denuncias públicas y una investigación judicial que avanza aunque aún no muchas dudas.

El testimonio de la última fuente indica que sin dudas, en las dos décadas anteriores, algo sucedía en el Hospital Lagomaggiore, porque nadie arma un sistema para falsear la identidad de una persona de la noche a la mañana. Esto significa que una pequeña red ya estaba en marcha y no era la primera vez que hacía esto.

Casualmente, ayer miércoles otro medio gráfico publicó que que estiman que en la provincia se realizan unas 500 adopciones ilegales por año; es decir, entre mujeres que entregan o venden a sus hijos a otras familias, o los posibles casos de robo de niños, se cree que esa sería la cifra de parejas que obtienen menores por fuera del sistema legal.

Por el momento, la Justicia cuenta con una denuncia concreta que no significa que efectivamente se haya cometido un delito. Pero hay otros datos nuevos, algunos más precisos. Veremos hasta dónde puede llegar la investigación debido a que han pasado muchos años y dicen que las historias clínicas se han perdido.

Opiniones (2)
20 de octubre de 2017 | 11:57
3
ERROR
20 de octubre de 2017 | 11:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. DONDE VIIVIMOSS??? Q ESTAMOS HACIEENDO??? Q HICIERON??? Q LES PASAa??? ESO HACEE LA PLATAA¿? DIOS ME LIBRE Y M GUARDE.. PORQ SON UNOS H.D.P!!!!!!!!!!!!!!!!! INSENCIBLES Q NO SIRVEN PARA NADAA!!
    2
  2. en san martín se sospecha lo mismo. Hay médicos que ya tienen vendidos los niños y quieren entregar certificados de nacido muerto. Y está relacionado con bebés cuyas madres van a dar en adopción.
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México