Deportes

El arrepentimiento de Pepe tras la agresión a un jugador

El defensor del Real Madrid pateó brutalmente el martes a Casquero, del Getafe, por lo que podría recibir hasta seis partidos de suspensión. A raíz de eso, confesó que se volvió "loco" y que perdió "el control durante unos minutos".

El defensor del Real Madrid, Kléper Laveran Lima Ferreira, más conocido como Pepe, no se escondió tras su brutal agresión del martes a Casquero, jugador del Getafe, y aseguró en una entrevista con un diario español: "No tengo ganas de volver a jugar al fútbol".

El zaguero portugués reconoce que se volvió "loco" tras el penal sobre Casquero y admite encontrarse hundido anímicamente por lo sucedido.

Su violenta reacción instantes después de cometer la pena máxima es algo que el propio Pepe no se explica.

"No me reconozco en ese momento. Perdí el control durante unos minutos", le dijo al diario Marca.

Consciente de la sanción que le espera (hasta seis partidos), el jugador llegó incluso a haberse planteado buscar otra profesión: "Si veo que no tengo forma de volver a jugar al fútbol, me dedicaré a otra cosa".
En Imágenes