La Feria del Libro de Buenos Aires, signada por la crisis

La 35 edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires abre sus puertas mañana con más de 1.200 expositores, pero marcada por la grave crisis mundial que se evidencia, sobre todo, en la ausencia de grandes personalidades del mundo de las letras.

La debacle obligó a varios países a no presentarse en uno de los acontecimientos literarios prominentes en Latinoamérica, entre ellos México, el país hispanohablante más poblado y gigantesca fábrica de lectores en idioma español. Grecia, Panamá y Polonia tampoco abrirán sus tradicionales puestos en la feria, según reportes oficiales.

Pese a todo, los organizadores confían en que la cita, un referente de la intensa vida cultural de la capital argentina, que se prolongará hasta el 11 de mayo, convoque como en los últimos años a más de 1,2 millones de personas.

Una de las mejores cartas de la muestra es el escritor y dramaturgo sueco Henning Mankell, reconocido mundialmente por su serie de novela negra sobre el inspector de policía Kurt Wallander.

Mankell, que dirige el Teatro Nacional de Mozambique y está casado con la hija del gran cineasta Ingman Bergman, fue galardonado en 2006 con el Premio Pepe Carvalho, que reconoce a autores de prestigio y trayectoria reconocida en el ámbito de la novela negra.

Otra invitada es la estadounidense Annie Proulx, autora de la novela que dio origen en 2005 a la película Secreto en la montaña, un éxito de taquilla que narra el romance entre un trabajador agrícola y un vaquero de rodeo en Texas en la década de 1960.

Además, los amantes de la literatura podrán encontrarse con el español Juan José Millás, quien acaba de publicar en Argentina su último libro de relatos Los objetos nos llaman y con el dominicano-estadounidense Junot Díaz, Premio Pulitzer 2008 por su exitosa novela La maravillosa vida breve de Oscar Wao.

El filósofo español Fernando Savater, la alemana Julia Franck, ganadora del máximo galardón de la Asociación de Editores y Libreros germanos en la prestigiosa Feria de Francfort en 2007, y la argentina residente en París, Luisa Futoransky, también estarán en la cita porteña.

Los escritores invitados son elegidos por la Comisión de Cultura de la Fundación el Libro, y luego los organizadores gestionan su presencia con las editoriales y las embajadas. La mayoría reclama el pago de los pasajes y el alojamiento y, los más famosos, de sus honorarios.

Las billeteras enflaquecidas por la crisis dejaron en el camino al novelista peruano Mario Vargas Llosa y al crítico literario, semiólogo y comunicólogo italiano Umberto Eco, entre otros.

Aún así, los visitantes se toparán con unos 200 escritores que estarán firmando sus libros cada día y podrán visitar los stands de más de 20 países. Algunas actividades de la Feria comenzaron ya el fin de semana, como el Tercer Congreso Iberoamericano de Libreros, bajo el lema "El futuro de un oficio", con jornadas para profesionales del libro y de la educación.

Entre las novedades de este año se destacan cuatro jornadas de lectura espontánea con el lema "Todos somos lectores", donde los participantes serán evaluados por un jurado y se les otorgarán premios en libros.

La tradicional maratón de lectura está dedicada a las "Cartas de amor y desamor", con la participación de reconocidos actores y actrices, y también habrá un concurso de microrrelatos auspiciado por la Universiad de Salamanca.

Fuente: AFP

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|23:22
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|23:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic