Deportes

Nadal y su tranquilo debut en Barcelona: "No sufrí demasiado"

"Ha sido un partido cómodo. Estoy feliz por una victoria sin sufrimiento", dijo el número uno del mundo, que se impuso por 6-2 y 6-2 en poco menos de una hora y media de juego al portugués Gil.

El español Rafael Nadal se metió hoy en los octavos de final del torneo de tenis de Barcelona al derrotar sin complicaciones al portugués Frederico Gil en su debut.

El número uno del mundo se impuso por 6-2 y 6-2 en poco menos de una hora y media de juego y se enfrentará por un lugar en octavos con el ganador del partido entre el belga Christophe Rochus y el francés Richard Gasquet.

"No he sufrido demasiado", admitió Nadal, de 22 años. "Ha sido un partido cómodo. Estoy feliz por una victoria sin sufrimiento".

Después de encadenar cinco títulos seguidos el domingo en Montecarlo, el español busca hacer lo mismo en Barcelona, donde sólo ha perdido en una ocasión, ante su compatriota Alex Corretja, en 2003, cuando apenas tenía 16 años.

Gil, que complicó las cosas hace unas semanas a Nadal en la tercera ronda de Miami, apenas inquietó hoy a su rival sobre la arcilla, donde el español es un jugador prácticamente inalcanzable.

"Nadie es absolutamente inaccesible", dijo el combativo jugador portugués. "Pero la estadísitica está de su parte".

Nadal, que ya estableció un récord histórico de 81 victorias consecutivas sobre arcilla, lleva una racha de 22 partidos seguidos ganando sobre esa superficie.

"Ganar no se ha convertido en una rutina", dijo en cualquier caso el español, que junto al británico Andy Murray es el jugador más exitoso de la temporada con tres títulos.

"El tenis es también un deporte de derrotas. Cada semana gana uno y no siempre es el mismo. Soy consciente de que algún día llega y hay que estar preparado", advirtió Nadal.

Él es, probablemente, el único que lo está, pues a ninguno de los espectadores que llenaron hoy la cancha central del Real Club de Tenis de Barcelona se le pasó por la cabeza asistir a una derrota de Nadal ante el número 75 del mundo.

De hecho, esa posibilidad no estuvo nunca ni a mil kilómetros de distancia de hacerse realidad, como admitió el mismo Nadal. "Así como en Miami sentí que podía arrancarme un set o incluso ganarme, aquí no. Me he sentido bastante cómodo".
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|20:39
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|20:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes