Piden 37 años de prisión para el padre Grassi

El abogado querellante Juan Pablo Gallego solicitó hoy una condena a 37 años de prisión para el sacerdote Julio César Grassi, a quien no dudó en definir como "un pedófilo de alto riesgo".

En el juicio que desde hace ocho meses se realiza en los Tribunales de Morón, Gallegó consideró "probado" que el sacerdote cometió los 17 hechos de abuso sexual agravado, corrupción de menores y amenazas, de los que está acusado.
  
"Hemos recorrido cada uno de los hechos y tenemos la absoluta convicción de que es culpable de los 17 hechos. Es un pedófilo de alto riesgo, que con una conducta salvaje y criminal intentó, junto a su entorno, que los chicos no lleguen al juicio a declarar ante la mirada de este monstruo", describió Gallego.

El abogado querellante, que representa al Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN), culminó hoy su alegato y aseguró que Grassi, como sacerdote, "nunca cumplió con su voto de castidad".

El letrado pidió "que no se mezcle a la Iglesia" en este proceso judicial, y consideró que fue mucho "el daño provocado en la fe por este pedófilo".

"La no existencia de atenuantes y la presencia de agravantes derivaron en el pedido de la pena de 37 años de prisión", explicó.

En declaraciones formuladas a la salida de los Tribunales de Morón, Gallego aseguró además que "Grassi nunca cumplió con el voto de pobreza, porque este personaje vive en una casa de 7.200 metros cuadrados frente a la Fundación".
 
En tanto, Nora Schulman, del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de los Derechos del Niño, consideró que "lograr la justicia es la única manera de reparar el daño causado”.

"Dijeron infinidad de veces que yo me quería quedar con la Fundación. Los chicos tienen que estar en un ámbito familiar", indicó.

Schulman se mostró conforme con el pedido de pena solicitado por Gallego y dijo que "tiene que pagar la persona que destruyó la vida de los chicos".

De esta manera, culminaron los tres alegatos de los abogados querellantes que representan a "Ezequiel", "Gabriel" y "Luis", los tres menores denunciantes.

El abogado Sergio Piris, que defiende a "Gabriel" pidió que Grassi sea condenado a "20 años de prisión efectiva"; Jorge Calcagno, abogado defensor de "Luis", solicitó 25 años y ahora Gallego, que es también apoderado del joven identificado en este proceso judicial como "Ezequiel", pidió 37 años.

La etapa de los alegatos comenzó el 7 de abril y en aquella oportunidad el fiscal Alejandro Varela solicitó que se condenara a 30 años de prisión a Grassi y, además, pidió la inmediata detención del imputado.

Ahora, la defensa de Grassi entrará en acción y se aguarda una exposición extensa de parte de los abogados del cura, quienes ya se reservaron cuatro días a partir del miércoles 29 de abril.

Luego, será momento de esperar el veredicto en este juicio que comenzó el 19 de agosto de 2008 -hace más de ocho meses- en la localidad bonaerense de Morón.
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 18:48
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 18:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes