La Gran Muralla china mide 2.500 kilómetros más

La Gran Muralla, tras una medición realizada con las últimas herramientas tecnológicas, ha resultado ser 2.500 kilómetros más larga de lo que se pensaba, anunció hoy el diario China Daily. Nunca se la había medido con precisión y se calcula que podría llegar a los 10.000 kilómetros.

La muralla mide 8.851,8 kilómetros, y no los 6.300 kilómetros que se creía hasta ahora, basándose más en relatos históricos que en mediciones cartográficas.

La nueva medición, obra de la Administración Estatal de Patrimonio Cultural, ha llevado dos años de trabajo y se ha hecho con GPS, rayos infrarrojos y otras modernas tecnologías, que han permitido descubrir partes desconocidas de la muralla en montañas o desiertos.

Según informó el periódico China Daily, tan sólo la parte bien conservada, construida bajo la dinastía Ming (1368-1644) es 2.551 kilómetros más larga que lo que decían los cálculos hasta el momento.

Los primeros bloques de la gran muralla fueron puestos mucho antes, durante el imperio de Qin Shi Huangdi (259 a 210 a.c). Ahora, la medición se centrará en las partes construidas entre 221 (a.c.) y 220 (d.c) y se espera que los resultados estén para fin de año. Los investigadores calculan que la construcción podría tener unos 10.000 kilómetros.

El origen de la Gran Muralla se remonta al siglo III a.C. con Qin Shi Huang, el llamado primer emperador de China (legendario también por su crueldad y por el mausoleo que se mandó construir, con los famosos guerreros de terracota), y el propósito de su construcción fue evitar las invasiones de los bárbaros del norte.

Sin embargo, los tramos mejor conservados proceden justamente del periodo Ming. El actual estudio, que se ha servido de varias tecnologías, como la de posicionamiento global o GPS, establece que la parte levantada durante el periodo Ming se inicia en la sección Hushan, en la provincia de Liaoning (extremo nororiental del país) y termina en el Paso de Jiayu, en la provincia de Gansu (noroeste), atravesando en total ocho provincias.

Las investigaciones todavía no han finalizado, ya que aún quedan por revisar los tramos, más antiguos y peor preservados, construidos en las dinastías Qin y Han, por lo que la longitud definitiva de la Gran Muralla todavía está por verificar.

Estudios recientes de arqueólogos chinos han alertado sobre el peligro de destrucción de algunas secciones de la muralla, en concreto la situada en la desértica provincia de Gansu, que podría terminar reducida, en dos décadas, a polvo. El turismo, en zonas más accesibles, también ha llegado a convertirse en una amenaza para su conservación.

Por su parte, el director del centro nacional autor del estudio, Shan Jixiang, explicó al diario China Daily que el objetivo de éste no era sólo determinar el misterio en torno a la longitud de la Gran Muralla sino contribuir a su protección.

"El estudio también está diseñado para determinar las zonas de protección de la Gran Muralla Ming y mantener registros y archivos del mantenimiento" del monumento, señaló.

Asimismo, Shan aprovechó para advertir de que "la Gran Muralla está bajo una gran amenaza" y citó como principales elementos amenazadores para su preservación "el cambio climático y la construcción masiva de infraestructuras" en China.

Fuente: AFP / Europa Press

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:17
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016