Se suicidó un represor en la provincia de La Rioja

Se trata del ex capitán Alfredo Marcó, quien fue encontrado ayer sin vida en su casa con un disparo en la cabeza y a horas de la exhumación del cuerpo de Angelelli. Según la CONADEP, era uno de los principales interrogadores en una cárcel provincial y tuvo activa participación en el golpe.

El ex capitán del Ejército, Alfredo E. Marcó, fue encontrado ayer sin vida en su vivienda de avenida San Francisco. La Policía informó que se tiró un tiro en la sien.

Según la CONADEP, sería uno de los principales interrogadores en una cárcel provincial durante la última dictadura, pero nunca llegó a ser enjuiciado. La decisión la tomó a horas de la exhumación del cuerpo de Angelelli.

Según el diario Independiente, en la mañana de ayer, alrededor de las 10,30 personal de la Comisaría IV, fue alertado sobre el hallazgo de un hombre sin vida en una residencia ubicada en la zona de La Quebrada, motivo por el cual una comisión policial concurrió al lugar.

Desde la Regional IV se informó que se trataba del teniente coronel retirado, Alfredo Eugenio Marcó, de 66 años, quien se domiciliaba en la avenida San Francisco Km. 7 y medio, al lado de la residencia de la familia Maciel y frente al conocido comedor "La Tablita".

Marcó, —de acuerdo al informe policial—, fue encontrado en el interior de su dormitorio, tirado sobre la cama con un disparo en la cabeza a la altura de la sien y para lo cual utilizó un revólver calibre 38 corto, con el que se tiro un proyectil que puso fin a su vida.

Al momento de producirse el hecho, los familiares de Marcó se encontraban en el inmueble y fueron quienes escucharon el disparo en el interior de la habitación. El ex militar se encontraba casado con Patricia Santángelo.

A poco de conocida la noticia, se multiplicaron los comentarios, por cuanto muchos riojanos, en especial ex presos políticos, trajeron a la memoria la activa participación que tuvo Marcó en oportunidad del golpe militar del año 1976, cuando ostentaba el grado de capitán y estaba subordinado al entonces teniente coronel Goenaga.

Fue denunciado en el informe de la Comisión Provincial de Derechos Humanos, año 1984, como uno de los principales "interrogadores" de los presos políticos que eran alojados en el Instituto de Rehabilitación Social (cárcel), junto con los oficiales Goenaga, Moliné, Malagamba, y los policías Juan Carlos "Bruja" Romero, Enrique "Quito" Moreno y un tal "Cabezón" Córdoba.

Luego de su paso por la fuerza militar, Marcó se desempeñó en distintas actividades de la faz privada, entre ellos en el desaparecido diario El Sol que era dirigido por Tomás Agustín alvarez Saavedra, que marcó una clara política contra la pastoral de monseñor Angelelli. Además, se pudo saber que se habría desempeñado como efectivo en una empresa de seguridad privada.

La muerte de Marcó, llamativamente se produjo a 48 horas de la exhumación del cadáver de monseñor Enrique Angelelli para conocer, mediante pericias, cuáles fueron las causales de su muerte, y a pesar de que figuraba en las causas abiertas por la Comisión de Derechos Humanos, munca fue enjuiciado. En en ese sentido una fuente de la Justicia Federal admitió que el ex militar no aparecía, al menos como testigo, en alguna de las causas.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 04:23
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 04:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho