Elaboran un pesticida contra el dengue utilizando la sustancia de un árbol

Especialistas determinaron que desde el árbol se obtiene un elemento que repele y mata los huevos y larvas de los mosquitos. Están avanzando en la elaboración de un producto que pueda ser utilizado con tal fin y evitar la propagación de la enfermedad que está atacando a distinas zonas del país.

Un grupo de investigadores cordobeses descubrió que una sustancia del árbol de paraíso sería un excelente repelente, ovicida y larvicida del Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue. Además es biodegradable, por lo que no hay riesgos ambientales ni sanitarios.

Sara Palacios, química de la Universidad Católica de Córdoba e investigadora del Conicet, estudia los principios activos de las plantas para obtener pesticidas (insecticidas, herbicidas, antifúngicos y antibacterianos).

Tras estudiar varias plantas nativas y no nativas, encontró que el paraíso tenía una sustancia muy activa. El árbol es originario de China y ha sido estudiado bastante, pero los investigadores cordobeses descubrieron un principio activo aún no descripto en la bibliografía. Lo llamaron “meliartenin”.

“Descubrimos que era muy bueno contra muchísimas plagas agrícolas: isocas, langostas, vaquitas y todos los insectos que mastican hojas. Además, también sirve para pulgones y es antifúngico (inhibe el crecimiento de los hongos)”, explica Palacios.

Hace tres años, en colaboración con el Centro de Investigaciones Entomológicas de Córdoba, ensayaron su respuesta contra el mosquito Aedes aegypti. El grupo de Palacios realizó ensayos en las diferentes etapas del insecto. Encontraron que es un buen repelente del mosquito. Cuando se coloca en el cuerpo, el insecto no se acerca.

Luego examinaron su efecto en la ovoposición, cuando la hembra pone los huevos cerca del agua. “En los cubos con agua que tenían esta sustancia, el insecto evita poner los huevos, a pesar de que las dosis eran bajas”, puntualizó.

También resultó ser un buen larvicida, es decir que mata las larvas antes de que se transformen en insectos adultos. Pero lo más difícil es destruir los huevos del mosquito. “Probamos la viabilidad de los huevos rociados con extracto de paraíso y logramos controlar el ciento por ciento”, explica. La sustancia no deja residuos en el ambiente porque es biodegradable. Tampoco es tóxica. “Hicimos pruebas de toxicidad en ratas y no encontramos efectos tanto a nivel oral como en la piel”, indica.

Siempre hay un problema. El problema para que nuevas sustancias como la desarrollada en Córdoba lleguen al mercado es el registro. “En el país, registrar sustancias nuevas, no registradas en el exterior, es complicado, costoso y lleva mucho tiempo. Tenemos varios inversores interesados, pero no quieren realizar el registro hasta no tener plena seguridad de que va a ser efectivo”, asegura.

Walter Almirón, del Centro de Investigaciones Entomológicas de Córdoba, asegura que el producto es efectivo y que existen otros también viables. “Lamentablemente no podemos producirlo comercialmente. Es necesario seguir avanzando más allá del conocimiento básico y lograr nuevos productos para contener al mosquito”, insiste.

Otros dos productos desarrollados por investigadores del Conicet esperan la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat). Se trata de un insecticida, desarrollado por el Centro de Investigación de Plagas e Insectos (Cipein), y un bioinsecticida, que se desarrolla en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario.

Fuente: La voz del Interior
Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 16:08
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 16:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'