Comienza una semana clave en el juicio al cura Grassi

Gallego, quien representa al Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN), inició la semana pasada su presentación y está previsto que la concluya este lunes. "Vamos a aportar nuestra mirada y queremos mostrar cómo se prueba este tipo de delitos", comentó al respecto el abogado, que también pedirá una condena para Grassi.

 El juicio oral contra el cura Julio César Grassi ingresará el lunes en una semana clave, con el último alegato de la querella, previsto para mañana, y el inicio de las exposiciones de la defensa.  El sacerdote está acusado de haber cometido 17 hechos de abuso sexual agravado, corrupción de menores y amenazas.  El abogado Juan Pablo Gallego realizará mañana el último de los alegatos de la querella en el Tribunal Oral 4 de Morón.

Gallego, quien representa al Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN), inició la semana pasada su presentación y está previsto que la concluya este lunes.  "Vamos a aportar nuestra mirada y queremos mostrar cómo se prueba este tipo de delitos", comentó al respecto el abogado, que también pedirá una condena para Grassi.

 En cuanto a la extensión de su pedido, Gallego prefirió no revelar la cifra, aunque aclaró que "el máximo de pena sería de 37 años y medio".
   Hasta el momento, los dos abogados querellantes que expusieron sus alegatos solicitaron 25 y 20 años de prisión efectiva para Grassi, mientras el fiscal Alejandro Varela pidió una pena de 30 años de cárcel y la inmediata detención del imputado.

La jornada final del alegato de Gallego es esperada por muchos con gran interés, ante una disputa dialéctica que viene manteniendo con Grassi. De todos modos, el letrado anticipó que su exposición está centrada en "la valoración técnica y científica de la prueba producida".

Gallego es también apoderado del joven identificado en este proceso judicial como "Ezequiel", que junto a "Gabriel" y "Luis" son los tres denunciantes del cura.  En tanto, el sacerdote aseguró que su causa "es un peso para la Iglesia, pero cuando se resuelva terminará siendo un motivo de resurrección".  Con vistas a lo que será una semana decisiva en el juicio, el sacerdote consideró que a los abogados "lo que nunca les cierra es cómo una persona a la que le adjudican tantos crímenes, y tantas cuestiones tan graves, pueda hacer una obra tan grande".

"En algún sentido, soy la cabeza de la fundación. Sin la cabeza  el cuerpo no puede funcionar", añadió.  Gallego, por su parte, aseguró que "Grassi es un pedófilo compulsivo que se refugió en una institución a la que deshonró".  "Es un gran simulador que ha hecho un gran daño a la Fundación Felices los Niños y a la Iglesia católica argentina", afirmó.  La defensa de Grassi también entrará en acción esta semana y se
aguarda una exposición extensa de parte de los abogados del cura.  Luego, será momento de esperar el veredicto en este juicio que
comenzó el 19 de agosto de 2008 -hace ya ocho meses- en la localidad bonaerense de Morón.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 06:57
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 06:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes