Deportes

Abbondanzieri: "Lo de Gallardo quedó en el olvido"

El arquero de Boca no le guarda rencor al enganche de River, al menos en sus declaraciones públicas. El Pato reconoció que sería una baja muy importante si no puede jugar mañana Riquelme.

El arquero de Boca Juniors Roberto Carlos Abbondanzieri dijo que el incidente que protagonizó, en 2004, con el mediocampista de River Plate Marcelo Gallardo “ya quedó en el recuerdo” y que “si tenía las uñas largas o no en ese momento, ya pasó”, aclarando que lo saludará normalmente.

“Lo de aquel incidente ya pasó. Una vez nos encontramos, fuera de una cancha, pero no hablamos de este tema”, señaló Abbondanzieri en una entrevista con Télam.

Gallardo y Abbondanzieri volverán a verse las caras nuevamente luego de aquel hecho producido el 10 de junio de 2004, cuando Boca le ganó 1 a 0 a River, en La Bombonera, por la Copa Libertadores de América.

Esa noche, a los 31 minutos del primer tiempo, Gallardo cometió una fuerte falta contra Raúl Cascini. Abbondanzieri corrió desde su arco para defender al mediocampista y ahí comenzó el escándalo. Gallardo marcó la cara del arquero con un “arañazo”, que quedó en la historia.

Posteriormente, el ex arquero del Getafe, de España, se refirió a la posibilidad de que no juegue Juan Román Riquelme –afectado por una lesión en la planta del pie derecho- y a la importancia que podría tener su ausencia.

“Que no juegue Román para nosotros es muy complicado. Lógico que hay jugadores en Boca que se mueren por jugar y más en la posición de Román. Pienso que él va a hacer todo lo posible para poder estar y para nosotros es un jugador muy importante”, aseveró.

Cuando Télam le preguntó sobre cuáles son las principales virtudes de Boca Juniors para ganar a River Plate, dijo el arquero marcó las virtudes de su equipo y marcó la importancia de ser local.

“Boca iene jugadores de gran nivel y va a aprovechar mucho que juega en La Bombonera. Es muy lindo jugar en nuestra cancha y a los rivales se les hace muy difícil, así que yo en el plano personal espero disfrutar de un buen Superclásico, que lo estaba esperando tras mi regreso de España, aunque ya jugué el que le ganamos en Mendoza, en febrero pasado”, apuntó.

Para Abbondanzieri un superclásico si se gana “no vale un campeonato”, pero sí tiene una gran importancia para todos, “porque es un partido especial”.

“Nosotros vamos a tratar de ganar para quedar mejor parados en el torneo local y si bien jugué muchos Superclásicos importantes y lo tomé de la misma manera, a medida que se acercan las horas para el partido me pongo ansioso, porque un jugador se juega en estos noventa minutos muchísimas cosas”, puntualizó.

Al realizar un análisis futbolístico de Boca y River, Abbondanzieri, luego de pensar un momento, respondió: “Los dos equipos tienen jugadores suficientes como para hacer un buen espectáculo y ambos poseen riqueza individual”.

“Boca está bien en la Copa y River viene mejor en el campeonato y ambos tienen compromisos similares, porque los dos llegan con la necesidad de ganar para sumar puntos”, agregó.

“La verdad, como uno siempre dice, este es un partido diferente y no importa nada como viene cada equipo al superclásico. River tiene buen plantel, con jugadores importantes y nos puede hacer mucha fuerza”, completó.

Luego sostuvo que “Boca en la Copa Libertadores está bien pero en el torneo local se perdieron muchos puntos”.

“Nosotros tenemos la necesidad de ganar para seguir en la pelea por el Campeonato, pero si triunfa River seguro que se va a meter de lleno en la lucha por el título”, dijo en tono sincero.

El arquero de Boca no tuvo problemas en reconocer que respeta mucho a River: “Ellos tienen jugadores que pueden desequilibrar en cualquier momento”.

“River tiene jugadores, creo que si juega Fabbiani hay que controlarlo con inteligencia, porque es un jugador muy hábil, que protege bien la pelota”, añadió.

Por último, Abbondanzieri manifestó que el superclásico que más recuerda es aquel que se jugó en el estadio Monumental, el 18 de junio de 2004, por la Copa Libertadores de América, cuando Boca perdió 2 a 1, pero en la definición por penales ganó 5 a 4 y él le atajó el último tiro a Maximiliano López eliminando de esta forma a River del certamen continental.

“De ese superclásico no me olvido más. Había 60.000 hinchas en el estadio y todos eran de River. Los nuestros no pudieron estar por una disposición del organismo de seguridad y cuando le atajé el penal a Maxi López sólo se escuchaban nuestros gritos y un gran silencio. De ese partido no me olvido más”, concluyó.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|08:51
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|08:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic