Stieg Larsson: la paradoja de ser célebre y póstumo

Su historia es casi tan extraña como la trama de sus novelas policiales. Era conocido como reportero investigador y ferviente activista contra el racismo. Pero cuando murió de un ataque cardíaco a los 50 años de edad en 2004, dejó los manuscritos de tres libros que iban a transformar su legado.

Su primera novela, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, fue publicada en Suecia un año después de su muerte y resultó un éxito internacional.

Más de seis millones de ejemplares del libro han sido vendidos en todo el mundo. Un estudio internacional basado en listas de ventas en Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Suecia, Italia, España y China colocó a Larsson como el segundo escritor de ficción más popular del mundo en 2008, después de Khaled Hosseini, autor de Cometas en el cielo y Mil soles espléndidos.

"Transporta al lector a una parte más oscura de Suecia", dice Paul Bogaards, director de publicidad para Knopf. "Mucha gente, cuando piensa en Suecia, piensan en los automóviles Saab, Volvo y el vodka Absolut. Hay tonos mucho más oscuros en la sociedad sueca que Larsson muestra en sus novelas".

Una película basada en los libros de Larsson, que narran la historia de un hacker de computadoras y un periodista, llegará a las pantallas en Suecia este año.

Larsson nunca tuvo demasiado éxito en vida. "Se habría sentido abrumado, como nosotros, y orgulloso y feliz", dijo Eva Gedin, directora de publicaciones en la editorial sueca Norstedts.

Gedin, que trabajó estrechamente con Larsson, recuerda cómo el autor le entregó los dos primeros manuscritos en una bolsa plástica cuando estaba a punto de acabar el tercero. Norstedts firmó un contrato de tres libros inmediatamente, un acuerdo inusual con un escritor debutante.

"Tuvo un gran número de respuestas positivas de nuestra parte en la editorial y... de personas clave en la industria que dijeron que era brillante", dijo Gedin.

Larsson es el más reciente de muchos escritores policiales suecos que han conseguido éxito internacional, desde el dúo de Maj Sjowall y Per Wahloo en los ´70 hasta Henning Mankell, creador del sombrío detective Kurt Wallander en libros como Asesinos sin rostro, La ira del fuego y Antes de la helada.

La tradición escandinava del género incluye también al danés Peter Hoeg, cuya novela Smila, el misterio de la nieve se convirtió en bestseller en los ´90 y en una película protagonizada por Julia Ormond, Vanessa Redgrave y Gabriel Byrne.

La trilogía de Larsson, que se desarrolla en un escenario nórdico de serenos lagos y cabañas rojas aisladas, sigue a la hacker Lisbeth Salander y el periodista Mikael Blomqvist enredados en una serie de misteriosos asesinatos. Larsson mezcla en la trama comentarios sociales, con democracia y los derechos de las mujeres entre los temas prominentes.

"Esas tendencias, el panorama exótico y un enfoque introspectivo son lo que distingue la novela policial sueca en un género dominado por escritores estadounidenses y británicos", dice Maxine Clarke, crítica para el sitio en la internet Euro Crime, que se especializa en literatura policial europea.

En las novelas policiales suecas, dice Clarke, "uno llega a conocer las vidas y preocupaciones diarias de los personajes, como trasfondo de las tramas. Uno siente que son personas reales en lugar de, como pasa en otras novelas, personajes que parecen existir solamente para participar en la historia central de la novela".

La literatura policial sueca se ha convertido en un fenómeno en Europa, tanto que los alemanes han inventado una nueva palabra para ella: "Schwedenkrimi". Y la sureña ciudad de Ystad ofrece populares giras de "Wallander", mostrando a los visitantes los barrios en los que el detective de Mankell resuelve un crimen tras otro.

Aún así, a Mankell no le gusta hablar de un género de novelas policiales suecas, diciendo que ante todo ha sido inspirado por Sherlock Holmes y el drama clásico griego. "Por supuesto, yo también leí a Sjowall-Wahloo, pero no debe olvidarse que ellos a su vez estaban muy influenciados por Ed McBain y, ¿quién influenció a McBain? Sherlock Holmes", dice Mankell.

En el caso de Larsson, él se inspiró principalmente en autores británicos y estadounidenses como Sara Paretsky, Val McDermid y Elizabeth George. El personaje de Salander, sin embargo, fue inspirado por la voluntariosa pelirroja Pippi Mediaslargas de los libros para niños de la difunta Astrid Lindgren.

"¿Cómo habría sido ella ahora? ¿Cómo habría sido como adulto? ¿Qué la considerarían? ¿Una psicópata?", dijo Larsson a la revista del sector de librerías Svensk Bokhandel en la única entrevista que confirió sobre sus obras policiales. "Yo la creé como Lisbeth Salander, de 25 años y extremamente aislada. Ella no conoce a nadie, no tiene habilidades sociales".

En La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, Salander se suma a Blomqvist en una remota islita del centro de Suecia para ayudarle a resolver el asesinato 40 años antes de la sobrina de un magnate. El dúo descubre pronto evidencias perturbadoras que indican que la mujer fue asesinada por un homicida en serie consumido por el odio a las mujeres.

El segundo libro de Larsson, Los hombres que no amaban a las mujeres, encabezó las listas de ventas de ficción en Europa en enero. El libro se centra en el tráfico sexual, al tiempo que revela secretos oscuros del pasado de Salander.

Como editor de la revista antirracista Expo y por sus contribuciones a la revista británica Searchlight, Larsson recibió amenazas de muerte por sus campañas para exponer a los extremistas de ultraderecha en Suecia. Expo fue fundada a mediados de los ´90, cuando neonazis lanzaron una serie de ataques contra inmigrantes en Suecia. Escribir las historias de Salander y Blomqvist se volvió un pasatiempo que le permitió sacar la mente de su trabajo.

"Yo pienso que esto de escribir ficción era un puro placer para él, algo relajador y divertido, y algo que no demandaba el mismo esfuerzo extremo a la hora de corroborar datos que tenía cuando escribía para Expo", dijo Gedin. El tercer libro de Larsson es La reina en el palacio de las corrientes de aire.

Fuente: AP

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|14:59
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|14:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic