Una pareja de ancianos murió calcinada en Vistalba

Las pericias determinarán si el siniestro fue accidental o intencional. Un vecino que conocía al matrimonio Di Césare contó a MDZ que el esposo estaba cansado de la enfermedad que azotaba a su mujer, quien tenía el mal de Alzheimer. ¿Una historia de amor?

Un matrimonio de ancianos murió tras un incendio en su casa de Vistalba. El fuego se desató antes del mediodía y avanzó rápidamente en toda la vivienda. Las pericias determinarán si se trató de un accidente o si hubo intención, como se sospechó inicialmente. Sin embargo, un vecino contó otra historia: él estaba cansado del mal de Alzehimer que padecía su esposa.

Las llamas comenzaron a las 11.30, en Cerrillo de la Puntilla y Parque Aconcagua en el barrio Jardín Vistalba. Un casero fue quien llamó al 911 para dar aviso. Según los primeros indicios, una garrafa habría explotado mientras Carlos Di Césare (86) y su esposa Aída (82) estaban recostados en la habitación. Los peritos también se llevaron un bidón con nafta que estaba en el interior de la vivienda.

Mientras que la habitación y la cocina quedaron totalmente destruidas, las dotaciones de efectivos de los Bomberos Voluntarios de Luján y del Cuartel Central lograron controlar el fuego en el living comedor, donde se podía observar algunos elementos y electrodomésticos que no fueron alcanzados por las llamas; aunque nada dejaba de indicar que allí ocurrió un fatal siniestro.


La fiscal de Luján-Maipú, Claudia Ríos, no descarta que el incendio fuera intencional. Los peritajes confirmarán si se trató de un accidente o si hubo un hecho de violencia previo. No obstante, una sobrina de Di Césare expresó entre sollozos: “Ha sido una fatalidad, no estaba planeando. Imposible, con tanta seguridad, alguien extraño haya entrado”.

A los investigadores le sorprendió la hora en que sucedió el incendio y que los ancianos no hayan podido escapar de las llamas y salir al frondoso patio de la vivienda. Quizás esto no haya sido posible porque Aída se encontraba en silla de ruedas ya que hace tiempo se fracturó una pierna cuando había viajado a la Patagonia.

Una historia con tintes de “Romeo & Julieta”

Apenas los peritos se retiraron de la casa y Científica se llevó los cuerpos de los esposos ante la conmoción de los lugareños y curiosos, la prensa pudo acceder al modesto hogar de los Di Césare. Los impactantes desechos del incendio contrastaban con la descripción que hacían los familiares del amor de Carlos por su amada.

Es que en esa casa, Carlos y Aída, que se habían casado en segundas nupcias, vivieron 45 años  y el único problema que atentaba la relación era la crónica enfermedad que le descubrieron a ella. El Alzehimer se interpuso en el matrimonio y –una de las consecuencias típicas de este mal- la memoria de la señora comenzó a desconocer el rostro de su marido.

Así fue contado por un vecino –prefirió reservar su identidad- que en reiteradas ocasiones salía a socorrer a Carlos cuando Aída se caía. El accidente que ella sufrió en el Sur cuando fue a visitar a su hija la dejó en una silla de ruedas. Aunque no tuvo hijos propios, los Di Césare disfrutaban de los frutos del primer matrimonio aunque fuera a la distancia, pues el hijo de él vive en Estados Unidos.

Por esta razón, el vecino contaba que en estos últimos años nunca vio a un familiar, excepto un primo que fue el primero en llegar al enterarse de la tragedia. “Estaban muy solos, aunque la fuerza de él era admirable. Con su edad, todos los días salía a hacer las compras en su Ford Fairlane verde, que sobrevivió a las trágicas llamas.

Precisamente, a este auto Carlos le cargaba nafta con el bidón que fue secuestrado por los policías. Su vecino lo vio más de una vez hacer esto y, por eso, hoy no podía dejar de pensar que ése combustible hubiera sido derramado por el anciano en la casa para provocar el incendio. Aunque la idea lo espantaba, este hombre no descarta que se trate de un suicidio.


“El domingo, él (en referencia a Carlos) me dijo que ya estaba cansado de vivir así. No conozco a nadie como él que haya amado tanto a su mujer. Él la amaba pero la situación se le estaba haciendo insoportable, ya no sabía qué hacer. Muchas veces ella no sabía con quién estaba viviendo y Carlos no lo podía soportar”, confió el vecino a MDZ.

Sin salir de su asombro, el hombre, que junto a su familia observaba la trágica escena, repetía: “Me lo dijo el domingo en la mañana: ‘Estoy cansado”.  Sin embargo, tanto el vecino como la sobrina que habló con la prensa coincidieron en que Carlos “era muy trabajador y hacendoso. Se levantaba a las 6 para arreglar su casa”.

La familiar de Di Césare recordó, entre tantas anécdotas, cuando su tío reclamaba al municipio de Luján para que le hiciera el mantenimiento a las calles. “Si este lugar está así, es gracias a él que cortaba el pasto. No puedo creer lo que acaba de pasar. Eran tan felices”, lamentaba la mujer, quien esta mañana lloró otra muerte: su sobrino que residía en Houston se suicidó al  tirarse bajo un tren.

Colaboración periodística: Leonardo Otamendi

Opiniones (2)
19 de noviembre de 2017 | 10:31
3
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 10:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mi nombre es Gabriela DiCesare y vivo en Houston, TX. Soy sobrina de la pareja que murio hoy en Mendoza y prima de el joven que murio aqui ayer. Escribo porque no puedo creer que se publiquen cosas sin siquiera confirmar las fuentes. Por empezar mi primo no se suicido. Tuvo un accidente en moto cuando iba al colegio. El era un joven muy feliz, a punto de casarse y tenia a Dios en su corazon y una vida transformada para su gloria. Nada mas lejos que el suicidio y me gustaria de verdad que reivindiquen lo que escribieron porque no se puede jugar con el dolor de la gente... Lo mismo en el caso de mis tios.. el suicidio no es una opcion en nuestras vidas gracias a Dios tenemos esperanza en El.
    2
  2. Mi nombre es Gabriela DiCesare y vivo en Houston, TX. Soy sobrina de la pareja que murio hoy en Mendoza y prima de el joven que murio aqui ayer. Escribo porque no puedo creer que se publiquen cosas sin siquiera confirmar las fuentes. Por empezar mi primo no se suicido. Tuvo un accidente en moto cuando iba al colegio. El era un joven muy feliz, a punto de casarse y tenia a Dios en su corazon y una vida transformada para su gloria. Nada mas lejos que el suicidio y me gustaria de verdad que reivindiquen lo que escribieron porque no se puede jugar con el dolor de la gente... Lo mismo en el caso de mis tios.. el suicidio no es una opcion en nuestras vidas gracias a Dios tenemos esperanza en El.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia