Rehenes durante un asalto a una óptica de la Cuarta Sección

El dueño de la óptica Casanova, sus empleados y un cliente estuvieron a merced de dos delincuentes armados, quienes amenazaron con matarlos si no les entregaban todo lo que tenían encima. Les llevaron dinero en efectivo, al igual que de la caja del local.

El dueño de una óptica de la Cuarta Sección, sus empleados y un cliente fueron mantenidos como rehenes durante los diez minutos que duró el atraco. En el interior del local hubo pánico porque los dos asaltantes no dejaban de apuntarlos con sus armas de fuego y amenazarlos para que les entreguen el dinero y sus pertenencias.

El asalto ocurrió en la óptica Casanova, ubicada en calle Tucumán, entre Ituzaingó y Videla Castillo. Un lunes a las 9.30 es una zona es muy transitada, pero a los dos delincuentes esto no los inhibió.

Entraron al local y de inmediato redujeron al propietario y a sus empleados. Los llevaron hasta una oficina que está al fondo del negocio y allí los amenazaron y despojaron de sus pertenencias.

Un cliente entró a la óptica y se encontró en el hall con un sujeto que tenía un casco de moto puesto. Le puso el arma en la nunca y lo hizo caminar hacia el interior del negocio.

Estaban todos apuntados por armas de fuego, el cliente veía como el personal de Casanova estaba amenazado y éstos observaban lo mismo en cuanto al cliente.

Además de robarle a los empleados y al dueño, también el cliente fue víctima del atraco. Le sustrajeron la billetera, donde tenía dinero, y su auto, un Ford Escort.

Los rehenes estuvieron unos diez minutos a disposición de los delincuentes, quienes lograron hacerse del dinero suficiente que los conformó y no fue necesario algún tipo de violencia física.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 23:58
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 23:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes