Por problemas técnicos, hoy se realizarán los alegatos en el juicio a Grassi

El proceso debió ser interrumpido por inconvenientes en las computadoras del tribunal. Ayer iba a exponer el representante de uno de los tres denunciantes. El sacerdote afirmó que su defensa "demolerá técnicamente los argumentos" del fiscal, quien pidió una condena de 30 años de prisión.

El juicio que se le sigue al cura Julio César Grassi por abuso y corrupción de menores se interrumpió ayer al mediodía por un problema técnico en la computadora de Sergio Piris, el abogado del joven conocido como "Gabriel", que ayer debía realizar su alegato.

"Inicié el alegato con la historia de cómo empezó este proceso, valorando las pruebas de la querella y desacreditando las pretendidas por la Defensa de Grassi", dijo Piris al salir del edificio donde ayer comenzaron los alegatos de la acusación.

El abogado de Gabriel explicó que un problema técnico con la computadora le impidió seguir con el alegato y adelantó que hoy necesitará cuatro o cinco horas para finalizar con su exposición, tras lo cual comenzará Jorge Calcagno, abogado de "Luis".

El pedido de pena de Piris se sabrá hoy y será por dos hechos de abuso sexual y uno por corrupción del menor, contra "Gabriel".

"La prueba mostrada en el juicio fue contundente", dijo Piris y agregó que la pena solicitada "se basará en el testimonio de la víctima y en la pericia psicológica y psiquiátrica, más que en testigos, debido a que los hechos son de condición privada".

"Por eso estamos muy tranquilos. Las pericias que se han hecho sobre las personas que han denunciado a Grassi son fundamentales.

Se ha demostrado que ellos no han mentido", aseguró el letrado.

Por su parte, Daniel Cavo, defensor del cura, consideró que hasta el momento Piris "hizo una valoración muy particular de la prueba" y opinó que esa posición "no va a ser acompañada por todos los que han visto lo que sucedió en el juicio".

Cavo adelantó que seguramente pedirá cerca de una semana para contestar las acusaciones vertidas en los alegatos de los abogados querellantes.

El acusado, no obstante, se mostró tranquilo y confiado en su inocencia y aseguró que la pena pedida por el fiscal Alejandro Varela, de 30 años de prisión, no lo sorprendió pero que sus abogados "demolerán técnicamente sus argumentos".

"La Fundación Felices los Niños trabaja con dificultades por todo el daño que este episodio ha causado pero yo sigo trabajando allí porque el único lugar en el que estoy procesado es en este juicio", aseguró el religioso.

Por su parte, el fiscal Alejandro Varela señaló que pidió prisión para el cura "porque hay riesgo cierto de que Grassi se fugue" y destacó el hecho de que "no haya mostrado ningún impacto emocional al escuchar el pedido de condena" por 30 años que hizo la Fiscalía el martes pasado.

"Grassi dispone de ingentes sumas de dinero como para poder ser ayudado a profugarse. Si no, no se hubiese pedido su detención" desde que comenzó el proceso, concluyó Varela.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 09:20
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 09:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes