Queman casas en el Olivares, pero no quieren hablar de "ajuste de cuentas"

Teresa G., abuela de la beba de dos meses que se salvó de milagro anoche en un incendio, habló con MDZ. Una banda de al menos 7 personas quemó su casa y la de sus hijos. Además intentaron atacar la de otra hija y un sobrino. "Yo perdí todo. No sé qué más quieren. No había necesidad de hacer esto", dijo la mujer.

“Yo no quiero hablar de ajuste de cuentas. Esto fue por una discusión pelotuda”. Así definió Teresa G., la dueña de unas de las casas incendiadas en el barrio Olivares, en donde había una beba de dos meses que se salvó de milagro.

La mujer –abuela de la nena, Martina Sánchez- relató a MDZ la odisea que ella y toda su familia tuvieron que sufrir esta madrugada cuando una banda de unas 7 personas los atacó en sus respectivas viviendas.

La casa de Teresa. A la izquierda, la ventana por la que sacaron a la beba y pudieron salvarla.

“Cerca de la 1.30 empezamos a sentir gritos. Nos decían que nos fuéramos del barrio, que éramos unos hijos de puta”, contó Teresa. “Y ahí, nos empezaron a tirar trapos con nafta, prendidos de  fuego”.

En la desesperación, y con las llamas ya por toda la casa, la abuela, ayudada por uno de sus hijos, logró sacar a la bebé por una ventana y tirarla a un moisés que había afuera.

Inmediatamente después salió ella por la misma ventana y su hija, la madre de la beba. “La nena ya estaba moradita, cuando pudimos sacarla, le había dado una convulsión, y la policía nos ayudó”, afirmó la abuela de la menor.

Al mismo tiempo que incendiaban la vivienda de Teresa, también prendieron fuego la de un hijo y una hija de Teresa, y ahí comenzó un enfrentamiento a los tiros entre los atacantes y la policía.

Esto no quedó ahí, porque cerca de las 4.30 de la mañana, intentaron quemar también la  vivienda de otra hija de Teresa y de un sobrino. 

“Yo perdí todo. No sé que más quieren. No había necesidad de hacer esto”, dijo Teresa, quien explicó también,  que hizo la denuncia policial y espera ayuda social para poder reconstruir su casa.

La pequeña está bien

Martina, la pequeña que se salvó de milagro, logró reponerse y su “estado es muy bueno”, según explicaron, desde el hospital Notti, en donde permanece internada.

“La nena se encuentra alojada en uno de los servicios de internación pediátrica y su se encuentra estable”, contaron desde el nosocomio.

En ese lugar está acompañada por su mamá, una chica de 17 años.


Escolta policial para llegar al lugar del hecho

Tanto MDZ, como otros medios que recorrieron la zona del siniestro, debieron entrar al Olivares escoltados por un móvil policial. “No vayan sólos ahí”, dijo uno de los uniformados que está en la entrada del barrio.

Por ello, un auto de la Policía de Mendoza acompañó a los cronistas hasta el lugar, hasta que terminaron la tarea.

Opiniones (1)
15 de diciembre de 2017 | 20:47
2
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 20:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Devuelvan los terrenos a la UNC y vayanse a trabajar al campo, que el país necesita de gente con plata para que trabaje. Habría que incendiar todas las casas.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho