Las estatuas de la Acrópolis se mudan

Comienza el traslado de más de 300 piezas escultóricas y cientos de pequeños objetos al Nuevo Museo de la Acrópolis. El Gobierno griego pide una vez más que el Museo Británico devuelva el friso oriental del Partenón. La llovizna y el viento de entre 30 y 39 kilómetros por hora que soplaba en Atenas no han impedido el inicio del traslado de las más de 300 estatuas, confirmó el diario El País.

La llovizna y el viento de entre 30 y 39 kilómetros por hora que soplaba en Atenas no han impedido el inicio del traslado de las más de 300 estatuas, frisos y bloques esculpidos, además de cientos de ob jetos de pequeño tamaño, que albergará el Nuevo Museo de la Acrópolis, situado a 300 metros de la célebre colina griega. El primer cajón metálico de color azul, que transportaba parte de un friso de 2,3 toneladas del templo del Partenón, ha sido desplazado por una de las tres gigantescas grúas instaladas al efecto sin ningún percance. El ministro de Cultura griego, Mijalis Liapis, ha aprovechado la ocasión para reclamar una vez más al Museo Británico de Londres la devolución de los frisos de mármol que posee desde hace dos siglos.

Es la primera vez en 2.500 años que estos restos abandonan su emplazamiento original en la Acrópolis ateniense, un símbolo de la civilización occidental que recibe unos dos millones de visitantes al año. El ministro, arqueólogos, ingenieros, técnicos y un centenar de personalidades, incluido el embajador británico en Atenas, han asistido al primer día del transporte. Otras 21 cajas, diseñadas especialmente para esta operación, seguirán el mismo camino, a unos 60 metros de altura, hasta llevar las obras a su nuevo hogar. El traslado, que llevará entre seis semanas y tres meses si no hay complicaciones meteorológicas, costará 1,6 millones de euros, además de un seguro de 400 millones de euros.

El moderno museo ideado por el arquitecto suizo-estadounidense Bernard Tschumi, cuyo exterior es completamente transparente, cuenta con una superficie de 25.000 metros cuadrados en tres plantas. Aunque su inauguración estaba prevista para 2004, coincidiendo con la celebración de los Juegos Olímpicos de Atenas, diversos problemas han aplazado su apertura. Una de las salas del último piso ha sido reservada para acoger el friso oriental del Partenón, el que llevó al Reino Unido en 1801 Thomas Bruce, séptimo conde de Elgin, entonces embajador británico en el Imperio Otomano, y que actualmente se encuentra en el Museo Británico.

"El nuevo recinto protege y muestra las reliquias del Partenón de la mejor manera, lo que insta a renovar la petición mundial para la reunificación de los frisos", ha recalcado Liapis tras la operación de traslado del primer friso, un bajorrelieve procedente en este caso de la cara norte del templo que representa parte de la procesión de las Panateneas, una fiesta religiosa que en la antigüedad honraba a la diosa Atenea.

"Grecia envía un mensaje al Museo Británico de que el conjunto de las reliquias de la Acrópolis deben de ser exhibidas en el Nuevo Museo", ha declarado por su parte el ingeniero jefe del proyecto de traslado, Costas Tzambas. Tras la hora y media que ha durado el traslado de la primera caja, Tzambas mostraba su satisfacción: “Todo ha ido bien, como estaba previsto, a pesar del viento”.

Otra de las personalidades emocionadas era el director del Nuevo Museo de la Acrópolis, Dimitris Pandermalis: "se trata de un día lleno de alegría en el que se trasladan las reliquias de la Acrópolis a una hogar mucho mejor y por primera vez se exhibirán en la forma que se lo merecen. Por eso estamos orgullosos".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:33
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic