Deportes

Dunga: "Lo importante es que Adriano sea feliz"

El DT concuerda con el delantero en que no vuelva a Italia y deje la actividad mientras repiensa su carrera. El Emperador tiene problemas de depresión y alcoholismo.

El técnico de la selección brasileña de fútbol, Carlos Dunga, alentó hoy al delantero del Inter del Milan Adriano para que supere la mala fase por la que está pasando y dijo que lo más importante en estos momentos es que el "Emperador" sea feliz.

"Lo más importante ahora es que Adriano supere los problemas y vuelva a ser feliz. Sólo así va a poder reencontrar su carrera", afirmó el tetracampeón mundial con la "canarinha" en declaraciones a la página web oficial de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Adriano viene arrastrando desde hace cerca de dos años problemas de depresión y alcoholismo, y el jueves anunció que abandonará el fútbol temporalmente hasta que se recupere. No obstante, negó que su problema actual esté relacionado con problemas depresivos o de salud.

"Él siempre mostró que siente placer en jugar en la selección y se esfuerza mucho en los entrenamientos. Deseo mucho que vuelva a ser feliz jugando al fútbol", añadió el entrenador, quien convocó al jugador para los últimos compromisos de la "seleçao" en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica 2010, pero lo dejó en el banco de suplentes.

Por su parte, el técnico del equipo brasileño del Sao Paulo, Muricy Ramalho, quien dirigió a Adriano por seis meses durante su permanencia a préstamo en el club brasileño a principios de 2008, aseguró que el jugador "está desperdiciando talento".

"Él tiene que cuidar su salud. Tiene que buscar profesionales no sólo para volver a jugar a la pelota, sino también para su vida. Está desperdiciando talento. Antes de tomar una decisión tiene que buscar ayuda", aseguró el entrenador, que llevó al equipo a conquistar el quinto título nacional en 2008.

Al anunciar su retiro temporal del fútbol, el "Emperador" alegó que lo hacía para "revisar" su carrera, descartó la posibilidad de regresar a Italia, donde no se siente "feliz", y desmintió los rumores de que estaba enfrentando graves problemas de salud.

"No estoy enfermo. Adriano no está muerto", dijo el jugador.

Aclaró que no fue un impulso lo que lo llevó a quedarse en Brasil y no presentarse la semana pasada en el Inter, tras actuar con la selección brasileña. "Lo hice pensando en mi felicidad. No tengo nada en contra del Inter, pero no me gusta vivir en Italia. Allá, yo me sentía presionado, y yo soporto presiones desde mis 18 años. Sé que muchos no lo entenderán. Es una situación mala, molesta, no es fácil, pero esta es mi opción de vida", aseveró.

El jugador también justificó el hecho de haber pasado tres días en la violenta favela de Vila Cruzeiro, donde nació y donde viven hoy sus amigos de infancia, muchos de los cuales se convirtieron en narcotraficantes.

"Jamás dejaré de frecuentar mi comunidad. Es allí donde me siento a gusto, vestido con pantalones cortos y descalzo. No tengo ese tipo de contacto (con traficantes), aunque sé que allá hay gente buena y gente que siguió otro tipo de vida. No voy a decir que no he visto jamás (a delincuentes), sería mentira. Pero una cosa es saber quienes son, y otra es mantener una relación con ellos", agregó.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|11:42
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|11:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes