Deportes

El arrepentimiento de Hamilton no sirve y la sanción es posible

Bernie Ecclestone, jefe de la Fórmula 1, no descarta drásticas sanciones luego del arrepentimiento público del británico campeón del mundo, por haber mentido en Australia.

El arrepentimiento público de Lewis Hamilton, el campeón del mundo de Fórmula 1, por haber mentido en Australia no ha servido de nada y podría ser sancionado.

Mientras el jefe de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, no descarta drásticas sanciones, incluso la exclusión de carreras para el equipo McLaren-Mercedes, la revista especializada "Autosport" informó en su página de Internet que no sólo el director deportivo de McLaren Dave Ryan, ya despedido, sino que tambien Hamilton insistió en su falsa declaración sobre la maniobra de adelantamiento de su rival Jarno Trulli en el primer Gran Premio de la temporada, en Australia.

"Fue un poco surrealista", citó la revista a una fuente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). "Teníamos el diálogo por radio y la entrevista como pruebas evidentes y ellos interpretaban siempre de modo completamente distinto lo que se decía".

En Malaisia, Hamilton dijo que su falsa declaración se debió a que Rayan le habia instado a ocultar informaciones. "No tuve tiempo de pensar sobre el asunto", dijo Hamilton, con cara de arrepentido y la voz baja.

Pero el hecho de que el piloto de 24 años insistiera en la versión en otra declaración cuatro días después, en el segundo interrogatorio, cambia el curso de la cuestión, que será abordada por el Consejo Mundial de la FIA el 29 de abril.

En el comunicado de la FIA se dijo que en el segundo encuentro, el 2 de abril, no se realizó ningún intento de corregir la falsa declaración del 29 de marzo. Pero Hamilton no fue citado explícitamente. La FIA está más interesada en obtener una respuesta a la cuestión de por qué McLaren-Mercedes instó a su piloto a hacer declaraciones falsas y confirmarlas.

Cuando Hamilton y Ryan fueron confrontados en una entrevista, en la que el piloto admitió que se le dijo que dejase adelantar a Trulli, la situación fue muy embarazosa para ambos.

"Pero ellos siguieron negando lo que en realidad había pasado", señaló la fuente de la FIA a "autosport.com".

La maniobra de adelantamiento fue sancionada por los comisarios de carrera al término del Gran Premio de Australia con el descuento de 25 segundos para Trulli por haber adelantado con el coche de seguridad en pista.

Hamilton pasó al tercer lugar en vez del sancionado Trulli, y obtuvo un punto más que en su original cuarto puesto. Posteriormemte, Hamilton fue eliminado de la clasifiación, ya que dos días antes del Gran Premio de Malaisia se demostró que en realidad había dejado pasar al italiano por miedo a una sanción. Luego, el británico admitió su falta con arrepentimiento.

Tres días después del Gran Premio de Bahrein, el Consejo Mundial de la FIA se ocupará del asunto de las mentiras. El grado de la sanción es aún incierto: puede ir desde suspensiones de carrera hasta la exclusión del campeonato mundial o una multa económica.

En 2007, McLaren-Merecedes tuvo que pagar 100 millones de dólares por su implicación en el escándalo de espionaje. Ademas, las "flechas de plata" quedaron excluídas del campeonato mundial de constructores.

"No hace mucho tiempo que McLaren compareció ante el Consejo Mundial. No es bueno para nadie estar por segunda vez ante el tribunal por faltas similares", dijo Ecclestone.

En esta ocasión se trata de un punto y de un lugar que fueron robados, "se trata por tanto, en principo, de una estafa", dijo el magnate al diario "The Daily Express". "Una posible exclusión sería terrible", opinó. "Pero podría pasar".
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|14:23
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|14:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic