Deportes

Dos ex rugbiers mendocinos que apuestan por Los Pumas

A horas de disputar la semifinal de la Copa Mundial de rugby, Diego Carbonell y Alberto Gutiérrez, dos ex seleccionados de la Unión de Rugby de Cuyo, anticipan un resultado ante el quince sudafricano. Una nota simpática, para no dejarla pasar.

Seres simpáticos, amables, cordiales. Da gusto charlar con ellos y escuchar las innumerables anécdotas que han compartido en sus largos años de amistad, la cual comenzó a principios de los ’80.

Físicamente se ven diferentes, pero a la hora de conocerlos, a medida que transcurre la charla, uno se da cuenta que son muy parecidos en su forma de ser, en su forma de actuar en la vida.

Personajes. Una linda palabra para describir al Flaco Diego Carbonell y al Negro Alberto Gutiérrez, dos ex rugbiers que, como usted o como el que escribe, no puede escapar a la fiebre Puma que nos invade por estos días.

Pero conozcamos la historia. Imaginemos que escuchamos a estos dos ex jugadores que compartieron el orgullo de jugar en el seleccionado mendocino de rugby, un seleccionado que se dio el gusto de ganarle a Inglaterra, una potencia del rugby mundial.

“A nosotros nos tocó compartir vestuario en un seleccionado mendocino. Fue aquel que enfrentó a Inglaterra, en cancha de Independiente Rivadavia, en pleno invierno y con mucha gente en las tribunas” cuenta el Negro Gutiérrez.

Al toque se mete en charla el Flaco Carbonell, deslizándose con una apreciación sobre aquel histórico partido para el rugby mendocino; “la verdad que fue una linda época. Por aquellos años se dio la chance de poder jugar ante varios equipos de primer nivel del continente europeo, entre ellos, el seleccionado de Inglaterra.

Hicimos un gran partido. Los Pumas estaban observando sentados como Mendoza logró doblegar al poderoso equipo inglés. Nosotros festejábamos como locos, pero la cara de Los Pumas…no me la olvido más. Nos insultaron, en broma claro está, ya que con nuestra actuación ellos estaban obligados a ganarle, cosa que no pudieron hacer” cuenta con la cara sonriente.

“En aquellos años eran tiempos que contábamos con la visita de seleccionados de la talla de Inglaterra, Escocia, Francia y Nueva Zelanda. Lamentablemente la racha se fue acrecentando entre aquellos equipos con nuestro seleccionado, a tal punto que hoy sería peligroso enfrentarlos” cuentan casi a la misma vez.

Carbonell fue centro en Los Tordos y agrega en la conversación que; “No es que nosotros nos hemos estancados. Lo que sucede es que ellos son profesionales, y es ahí en donde sacan amplias diferencias”.

A la hora de hablar del presente de Los Pumas, los ex seleccionados de la Unión de Rugby de Cuyo dijieron que; “En realidad con Los Pumas se ha dado una coincidencia especial. Se ha juntado un grupo excelente de jugadores, con cuatro o cinco craks. En cada unidad existe un gran jugador en un equipo muy bien dirigido, el cual da muestras que es bastante sólido. Además, este es un equipo que tiene mística y que se nota en la relación que tienen los jugadores. Es un equipo romántico. Los Pumas nunca van a dejar de ser románticos”.

Los dos también hicieron hincapié en diferenciar al quince nacional de la camada brillante del básquet argentino al asegurar que; “ésta no es la primera vez que Los Pumas hacen tan buena campaña. Hay un recambio enorme, de eso que no te queden dudas. De todas maneras los clubes deben saber capitalizar este momento para seguir creciendo. Queremos invitar a los chicos de Mendoza para que visiten cualquier club de rugby y conozcan lo lindo que es saber jugarlo. Es diferente a otros deportes. Aquí no se pierde, siempre se gana algo, eso es lo lindo del rugby y lo que lo diferencia de otros deportes”.

Hablaron mucho. La verdad es que dan ganas de seguir transcribiendo las vivencias de estas dos grandes personas. Sepan que quien escribe aprendió muchas cosas en esa media hora de charla.

Por último el Negro Gutiérrez, aquel fornido hooker del Mendoza se atrevió a anticipar que “Argentina está en condiciones de doblegar a Sudáfrica. Otra vez vamos de punto y eso es positivo. Los Pumas van de menos a más. Espero no equivocarme”, mientras Carbonell asentía con la mirada.

Dos tipos que saben. Dos tipos que se la juegan por un resultado…ojalá no se equivoquen.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|11:19
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|11:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic