Ciclo de cine debate en la Biblioteca San Martín

¿Cuál es el significado de "Un mundo feliz", "Faherenheit 451" o de "Brazil"? El ciclo Distopías propone indagar en diversas versiones del futuro que han dado el cine y la literatura para repensar nuestro presente, nuestra historia y ciertos discursos anclados en el más negro ayer.

Por MDZ

El inquieto grupo de investigación La Hidra de Mil Cabezas ha organizado un ciclo de cine debate en el que se privilegia la utopía negativa, es decir, la distopía. Y justamente, "Distopías" es el nombre del ciclo que comenzó la semana pasada con Metrópolis, de Fritz Lang, y continúa hoy y todos los jueves abril y mayo, a las 20, en la Biblioteca San Martín (Remedios de Escalada 1843, Ciudad).

"La distopía funciona a la manera de un espejo temporal que nos trae el reflejo de un pasado, presente o posible futuro totalitario, en la mayoría de los casos, distorsionado por la óptica ficcional de la literatura o el cine", explica Nicolás Torre, coordinador del ciclo.

Y se explaya: "La distopía es una alerta, un llamado de atención, un grito desesperado, lanzado a los ojos de la sociedad, del individuo que ve dibujarse el horror en la configuración social contemporánea".

Para el investigador, "la distopía es literatura política, es crítica social, es `un arma cargada de futuro´", destaca Torre citando al poeta Gabriel Celaya.

"Excepto su carácter ficcional, comparte con la historia comprometida el intento de redimir el tiempo, pasado o por venir. Pero su naturaleza ficcional es sólo una licencia poética para lograr un mayor efecto", agrega el integrante de La Hidra de Mil Cabezas, grupo empeñado en el y la difusión de la historia de los movimientos sociales en el mundo.

Para Torre, una distopía "es la tentativa literaria de lanzar la historia hacia el futuro. A la manera de una proyección simulada, se hace el intento de una `historiografía´ del porvenir para evitar que efectivamente suceda. Es un palo que traba la rueda de la historia, es la negación del historicismo, en favor de un mayor protagonismo de los sujetos que hacen la historia. La historia nos hace, pero nosotros también hacemos la historia. La distopía busca despertar al sujeto dormido en el seno de las estructuras sociales".

En este sentido, opina que hoy "repensar la política y las sociedades en las que vivimos, repensar el discurso hegemónico a la luz de la distopía, puede ser un ejercicio válido para cambiar el rumbo fijado desde arriba y hacer el intento de organizarnos de una manera más libre y horizontal".



Futuros im/posibles

Hoy: Un mundo feliz, de Leslie Libman y Larry Williams (1998)

16/4: 1984, de Michael Anderson (1956)

23/4: Alphaville, de Jean-Luc Godard (1965)

7/5: Faherenheit 451, de François Truffaut (1966)

14/5: THX 1138, de George Lucas (1971)

21/5: Brazil, de Terry Gilliam (1985)

28/5: V de Vendetta, de James McTeigue (2006)

 

En Imágenes