Policías parteros ayudaron a que una bebé naciera en Guaymallén

Los efectivos asistieron a una adolescente de 19 años en su casa de Colonia Segovia, quien tuvo una niña que pesó tres kilos y medio. La reciente madre está internada en el Lagomaggiore recuperándose de los trabajos de parto de la madrugada. Trascendió que la niña se llamará Ludmila Milagros.

En la madrugada de este miércoles una joven de 19 años fue madre de una niña que pesó 3.500 gramos. Aunque cientos de bebés nacen diariamente en nuestra provincia, este nacimiento tuvo la particularidad de que los parteros fueron dos policías.

Cintia González es una joven de 19 años que vive en una casa de la manzana A del loteo Nebot, en Colonia Segovia, de Guaymallén. Alrededor de las 5 comenzó el trabajo de parto en su vivienda; sus familiares que no tenían un automóvil no podían llevarla a un hospital.

Por eso una vecina se acercó hasta la subcomisaría de Colonia Segovia y le pidió ayuda a los efectivos. Dos de ellos, el suboficial principal Arturo Salinas y el agente Walter Lucero, salieron en el móvil 1701 hacia la casa donde Cintia estaba teniendo a su bebé.

Cuando los policías llegaron Cintia ya estaba pariendo, la mitad de la cabecita de la niña estaba afuera.

Ya no había chances de llevarla a un hospital. Al tiempo que llamaron por radio al SEC solicitando una ambulancia, los uniformados se arremangaron, higienizaron sus manos y se transformaron, por una hora, en parteros.

La bebé nació en perfectas condiciones. Los policías Salinas y Luceron le cortaron el cordón umbilical y también la lavaron.

Pero la ambulancia del SEC se quedó en el ingreso del barrio porque el chofer y el médico del móvil no querían solos entrar al loteo, porque no sabían si los efectivos estaban en la vivienda.

Uno de los uniformados fue a buscar la ambulancia y luego trasladaron a la joven madre y su hija hasta el Hospital Lagomaggiore. El parto había sido normal, ambas presentaban buen estado de salud.

Debido al modo en que nació la bebé gracias a los policías parteros que la asistieron, su madre Cintia decidió que su segundo nombre fuera Milagros, sólo tenía elegido el primero, Ludmila.
Opiniones (0)
24 de octubre de 2017 | 00:30
1
ERROR
24 de octubre de 2017 | 00:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017