Deportes

Barcelona fue muy superior y goleó al Bayern Munich

El Barça liquidó la serie ante los alemanes con un contundente 4 a 0. Dos goles de Messi, uno de Eto'o y otro de Henry, todos en el primer tiempo, le dieron a los catalanes un claro triunfo en el partido de ida por los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El Barcelona puso pie y medio en las semifinales de la Liga de Campeones al vencer por un explícito 4-0 a un Bayern Múnich que fue un muñeco roto en las manos de su rival, que dio un impresionante recital en la primera parte.

El conjunto local hizo todos sus goles antes del descanso y marcó su "tridente" mágico al completo. Lionel Messi hizo dos tantos y la goleada quedó completa con las intervenciones de Samuel Eto'o y Thierry Henry. Al Bayern sólo le faltó aplaudir.

Las apuestas avisaban de un indiscutible favoritismo del Barcelona, pero nadie podía adivinar que su superioridad sería tan aplastante. El Bayern recibió una de las mayores humillaciones de su historia, uno de esos partidos que se marcan a fuego en la piel de sus miles de seguidores.

El Barcelona fue una máquina perfecta durante la primera parte. Josep Guardiola, su técnico, puso a su equipo más titular, comenzando por el temible "tridente" formado por Messi, Henry y Eto'o. La defensa del Bayern, asolada por las lesiones, confirmó todo lo que se venía anunciando en la víspera: no tiene nivel para andar por los cuartos de final de toda una Liga de Campeones.

El conjunto local se fue a por el partido desde el primer minuto, aprovechando el extraño repliegue del conjunto alemán. Los jugadores visitantes replegaban en vez de atacar a los delanteros azulgranas, que aprovecharon tan invitación.

El primer gol llegó a los nueve minutos, tras una cómoda combinación de los delanteros azulgranas en la frontal del área. El balón llegó hacia la parte derecha del área y Messi cruzó con total tranquilidad después de recibir el pase de Eto'o.

El argentino tuvo la oportunidad de devolver el favor a Eto'o tres minutos después. Messi puso un balón preciso hacia la carrera de Eto'o, quien rompió con total facilidad la línea defensiva del Bayern y superó con calidad al arquero Butt.

El Bayern perseguía sombras y el Barcelona jugaba con él. A los 17 minutos, Messi cayó derribado en el área y sorprendió ver a Guardiola fuera de sí en sus protestas. Fue expulsado y tal enredo pareció distraer a su equipo, que bajó ligeramente el ritmo.

Pero el Bayern seguía acobardado y era cuestión de tiempo el siguiente arreón de los locales. Éste llegó en los últimos 10 minutos, cuando llegaron dos goles más. Primero, Messi completó en el área pequeña una buena jugada de Henry por la izquierda. Y luego, el propio Henry definió libre de marca tras otra sencilla combinación azulgrana.

El Bayern era un equipo sin alma, sin orgullo, sin calidad, sin nada. Muchas facilidades para un Barcelona que puede presumir de tener un equipo que parece destinado a la gloria. El conjunto azulgrana se fue al descanso con la eliminatoria prácticamente resuelta, y eso que todavía quedaban por delante 45 minutos y un partido más, el de la vuelta.

El Barcelona sintió algo parecido a la lástima, la explicación más obvia para lo que sucedió en la segunda parte, en la que no hubo casi nada. El Barcelona trasladó el balón en vez de jugar con profundidad. Pensó que el trabajo ya estaba hecho.

Messi no suele atender a relajaciones y puso conseguir su "hat-trick" a los 59 minutos, con un disparo desde la frontal que Butt desvió al larguero. Fue la única oportunidad importante que generó el Barcelona en la segunda parte.

El Bayern sólo ofreció noticias en ataque a los 71 minutos, cuando el balón le llegó a Zé Roberto libre de marca y Puyol apareció en el cruce para salvar un tanto que parecía cantado. Fue una ocasión casi anecdótica, en cualquier caso.

También decepcionó el francés Franck Ribery, quien pasó completamente inadvertido por el Camp Nou. Se rumorea que puede ser jugador del Barcelona la próxima temporada y su imagen no pudo ser más lánguida.

El Barcelona entendió el aviso de Zé Roberto y puso algo más de intensidad hasta el final, especialmente porque un relajado Henry fue sustituido e Iniesta se incorporó al "tridente", generando mucho peligro por la banda izquierda.

Pero no hubo más que contar de un duelo que no fue tal, dada la abismal diferencia entre ambos rivales. El Barcelona presentó su candidatura a la Liga de Campeones, si es que alguien tenía dudas. Le bastaron 45 minutos para destrozar a un Bayern que ofreció una lastimosa imagen en su visita al Camp Nou. Queda el encuentro de vuelta, pero éste huele a trámite.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:15
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic