Operan con éxito a una beba prematura de 700 gramos

La intervinieron por un grave problema cardíaco congénito en el Hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada. La cirugía estuvo a cargo del mismo equipo de médicos del Garrahan que le colocó el corazón artificial al niño chileno Felipe Cruzat.

Una beba prematura de 700 gramos de peso y 23 días de vida fue operada con éxito de un grave problema cardíaco congénito en el Hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada, partido bonaerense de Almirante Brown, por cirujanos cardiovasculares del Hospital Garrahan, informaron ayer fuentes médicas.

El director del Oñativia, Francisco Grosso, dijo a Télam que "es la primera vez que se hace una operación de este tipo en un hospital general" e informó que la beba fue intervenida "por el mismo equipo del Garrahan que le colocó el corazón artificial al niño chileno", Felipe Cruzat.

Se trata de los cardiocirujanos Horacio Vogelfang y Luis Quiroga, quienes al terminar de operar a la prematura se enteraron del fallecimiento de Felipe, de 11 años, a quien habían intervenido dos semanas atrás en Santiago de Chile, y que murió el viernes pasado debido al deterioro que sufrieron sus órganos durante los 93 días de vana espera por un donante de corazón.

La beba, nacida prematuramente el 18 de marzo pasado con sólo 6,5 meses de gestación, fue operada el viernes pasado de un ductus permeable, es decir, de una comunicación anormal entre la arteria aorta, que transporta sangre oxigenada, y la arteria pulmonar, que es la única en su tipo que lleva sangre venosa.

"Con el ductus permeable se le mezclaban la sangre arterial con la venosa y se le sobrecargaban los pulmones", explicó Grosso.

"En ningún hospital general de la provincia se ha hecho nunca algo así. Esta es la primera vez y todo salió bien", agregó.

La operación, que duró tres horas, se realizó en el Hospital Oñativia porque no era aconsejable trasladar a la beba, de nombre Priscila, que desde que nació se mantiene con respirador artificial y en terapia intensiva.

"La hemos mantenido con vida gracias al trabajo del equipo de Neonatología del hospital, cuyo jefe de terapia es Diego Enriquez, y a los esfuerzos del equipo de Cardiología, que hizo el diagnóstico mediante ecografías, ecodopler y demás", redondeó Grosso.

"Como no podíamos trasladarla al Garrahan, los dos cirujanos cardiovasculares vinieron al Oñativia, donde les armamos un quirófano especial.

El pronóstico es reservado, no por la operación, sino porque es una prematura de apenas 700 gramos, pero desde la intervención han mejorado todos sus parámetros vitales", sostuvo el director.

"Hoy, la oximetría (cantidad de oxígeno en sangre) da normal y el estado ácido-base (PH) de la sangre venosa, que antes era muy bajo, ahora da un PH cercano a 7,40, que es lo normal", agregó.

De todas maneras, se prevé que la beba permanezca internada tres meses más porque "de aquí nadie sale antes de pesar como mínimo 2,200 kilos", dijo Grosso.

La madre de la beba es una mujer de 34 años, quien tiene un hijo de 17 y varios embarazos frustrados por problemas de hipertensión, que probablemente originaron el mal congénito de la prematura y su nacimiento precoz.

Hoy a las 14 se realizará una conferencia de prensa en el Hospital Oñativia, a la que concurrirá el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Claudio Zin, en la que se darán detalles de esta inédita intervención quirúrgica en ese nosocomio.

"En hospitales privados especializados o en públicos como el Garrahan, en Buenos Aires, o el Sor María Ludovica de La Plata, es probable que se haga una operación de éstas por semana, pero es la primera vez que ocurre en un hospital general", sostuvo Grosso.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 14:28
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 14:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María