Deportes

Chocarán dos estilos antagónicos en el Monumental

Por un lado estará el que profesa Basile, muy "argentino", y por el otro el de Bielsa, muy "europeo". Sin embargo, ambos comparten la misma vocación ofensiva. Nunca fueron amigos, pero se respetan. Mirá un video que marca el estilo de ambos.

El partido que mañana disputarán la Selección argentina y Chile tendrá como condimento especial el choque de dos entrenadores que tienen estilos de juego antagónicos, aunque ambos comparten la misma vocación ofensiva.

El elenco nacional, dirigido por Alfio "Coco" Basile, presentará su habitual esquema táctico de 4-3-1-2, mientras que el conjunto trasandino, liderado por Marcelo Bielsa, empleará el dibujo que tanto le gusta al "Loco", el 3-3-1-3.

El "Coco" es uno de los pocos entrenadores en el mundo que usa  ese sistema y por ello quiere mantener el talento del enlace en el armado del equipo. Esa misión se la encomienda a Juan Román Riquelme.

Basile considera fundamental la participación del casi  extinguido enganche en la elaboración de las jugadas de ataque y para ello citó a Román, capaz de aportar pases magistrales para que los delanteros puedan quedar cara a cara con el arquero rival y definir un encuentro.

En este punto se produce la primera diferencia con Bielsa, porque el DT trasandino siempre prescindió de la figura de un diez clásico (nunca tuvo en cuenta al mismísimo Riquelme), porque a su criterio un jugador de esas características hace lento el ritmo vertiginoso que él pretende para la zona de gestación.

Por eso en ataque, Bielsa apuesta por un futbolista que tenga movilidad en todo el frente ofensivo y ubica tres puntas: uno por derecha, otro por izquierda, en ambos casos recordando a los viejos wines que desbordaban y rompían cualquier defensa, y un centrodelantero.

Basile, por su parte, es más tradicional y apuesta por un conductor y dos típicos delanteros -uno de ellos que sea cabeza de área-, que tengan absoluta libertad a la hora de crear alguna jugada y menos compromiso para recuperar la pelota.

En tanto, abajo no traiciona el esquema habitual y apuesta por una línea de cuatro defensores, aunque quiere dos laterales que pueden desbordar por sus carriles.

Aquí radica otra de las diferencias con el entrenador ganador de la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, porque él prefiere poner a tres defensores bien firmes y tirar a la línea del medio a dos carrileros que vayan y vengan por su sector, mientras en el centro se ubica el habitual número cinco que es capaz de cortar el circuito del rival.

Bielsa hace muy poco que asumió en Chile, pero pese al corto período que posee al frente de la "Roja" ya puede verse en la formación su habitual sello.

En defensa Cristian Alvarez, Waldo Ponce y Miguel Riffo se perfilan para ser los tres que sostengan la última línea, como en su momento lo eran mayoritariamente en Argentina Nelson Vivas, Roberto Ayala y Walter Samuel.

En el mediocampo estarán Gonzalo Fierro o Arturo Vidal, Manuel Iturra y Marco Estrada. Las similitudes salen solas, porque Vidal y Estrada son defensores que se adelantarán unos metros para equilibrar un sector en el que podría librarse la batalla más importante para ganar el partido.

Aquí también está la mano de Bielsa, porque Vidal hará de Javier Zanetti y Estrada, de Juan Pablo Sorín o Diego Placente, mientras que Iturra se plantará al mejor estilo de Diego Simeone o Matías Almeida.

Delante de la zona media estará Matías Fernández, quien se moverá por todo el frente de ataque como lo hacía Juan Sebastián Verón o Pablo Aimar, en tanto, los extremos (como al técnico les gusta llamarlos) serán Eduardo Rubio por derecha, Mark González por la izquierda y el experimentado Marcelo Salas por el centro, ya que el encumbrado Humberto Suazo tiene amigdalitis.

Como no recordar los desbordes de Ariel Ortega en la primera etapa de Bielsa como DT y César Delgado en la segunda, la velocidad de Claudio López o el empeño voluntarioso de Cristian "Kily" González y la potencia de Gabriel Batistuta o Hernán Crespo en el medio.

Justamente este último caso parece que se repetirá del otro lado de la Cordillera, porque Salas y Suazo pelean por un solo lugar y parece que en un futuro no muy lejano el pueblo chileno también instalará la vieja disputa que hubo en Argentina cuando se hablaba de "Bati" o "Valdanito".

Una vez más, Bielsa, quien considera que dos centrodelanteros no pueden jugar juntos, afrontará idéntica polémica, aunque no va a claudicar sus ideas, esas que mantuvo en Corea del Sur – Japón 2002, pese a la eliminación en la primera ronda del Mundial.

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|16:16
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|16:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016