La afición al vino y la gula apagaron el talento de Händel

El delicado estado de salud con el que el compositor alemán Georg Friedrich Händel lidió durante décadas y que le condujo a la muerte hace 250 años podría haber sido causado por su adicción a la comida y la costumbre de enjuagar los alimentos en vino con altas concentraciones en plomo.

Tal como publica hoy la prensa británica, el historiador musical David Hunter señala que un trastorno alimentario de carácter genético y el habitual baño de vino que el autor daba a sus viandas fueron los factores causantes de las múltiples enfermedades que sufrió.

Hunter explicará su teoría en una exposición dedicada al artista en la capital británica, ciudad en la que el compositor falleció el 14 de abril de 1759 y que le rinde este año numerosos homenajes.

Además de la "gula", lo que realmente "envenenó" al compositor fue la alta concentración de plomo en el vino usado en sus comidas.

En la época georgiana, los mercaderes londinenses solían adulterar el vino con plomo para eliminar bacterias y endulzarlo.

El experto sostiene que el vino consumido por el autor de El Mesías pudo ser adulterado hasta en tres ocasiones distintas, en los barcos que lo transportaban, en el puerto y en el momento de embotellarlo.

A su juicio, el airado temperamento de Händel, que le llevó a amenazar a una soprano con tirarla por la ventana, habría estado también determinado por la presencia de este metal pesado en su sangre.

La exposición, situada en la que fuera la casa de Händel durante 36 años, será inaugurada la próxima semana y mostrará la última obra del compositor, Jephtha, que completó a duras penas allá por 1751 debido a sus problemas de visión.

Fuente: EFE

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:40
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016