Deportes

El tobogán de Argentina y la escalera de los otros: arde Sudamérica

Con Sudáfrica 2010 a sólo seis estaciones, la doble fecha de eliminatorias estuvo plagada de emociones fuertes y dejó a la selección de Maradona más complicada por el crecimiento en la tabla de varios rivales directos.

Sin escalas intermedidas, y casi como una metáfora de la vida de su entrenador, Argentina pasó del cielo de la goleada a Venezuela al infierno de la paliza histórica por 6-1 que le propinó Bolivia en la altura de La Paz.

"Cada gol de Bolivia era un puñal en el corazón", graficó Maradona tras una derrota que bajó a la selección albiceleste (19 puntos) al cuarto puesto de la eliminatoria, con su clasificación tan comprometida como cuando heredó el puesto de Alfio Basile.

Más allá de los efectos de la altura, sorprendió el bajísimo nivel futbolístico de los argentinos -con el talentoso Lionel Messi a la cabeza- y la falta de respuesta anímica ante la exhibición de Joaquín Botero, autor de un 'hat trick', y acompañantes. Y en todo momento pareció no haber estructura de equipo ni trabajo táctico.

En realidad, la situación de Argentina en la tabla empeoró, porque tres de los cuatro equipos ubicados en los puestos de clasificación (cuatro directos y uno al repechaje) consiguieron sumar de a cuatro entre sábado y miércoles. Sólo el líder Paraguay (24) tuvo una cosecha aún más magra, de apenas una unidad sobre seis.

Entre las selecciones que lograron escalar en estos días, no por el ascensor, pero sí por la escalera, se cuenta el escolta Brasil (21), que le descontó tres puntos a los paraguayos. Fue vapuleado en el trámite pero se llevó un punto de Quito, y luego, sin brillo, goleó a Perú 3-0 en Porto Alegre, con un doblete de Luis Fabiano.

"Si continuamos hasta el final ganando en casa y empatando fuera, estaremos en el Mundial, que es el objetivo", dijo Carlos Dunga, técnico de un Brasil que seduce más a nivel resultados que en el juego.

También sacó buen rédito Chile (20), ahora ubicado tercero, tras su buen triunfo en Lima y el empate que rescató en Santiago frente a un rival directo en la lucha por un pasaporte, Uruguay (17).

La "Roja" de Marcelo Bielsa jugó buena parte del partido con un hombre menos y se vio beneficiada por un penal no cobrado sobre el final. La "Celeste" de Oscar Tabárez, ubicada en el quinto puesto, luce revitalizada tras la victoria del sábado sobre Paraguay.

La selección albirroja dilapidó la gran ventaja que llevaba en la cima y si la alarma no es mayor es porque un gol postrero de Edgar Benítez le permitió rescatar un punto de oro de visita a Ecuador.

Precisamente Ecuador (14) comparte la línea de Colombia (14), dos equipos que para suerte de los que están más arriba perdieron puntos preciosos en estas dos fechas, y abren la parte baja de la tabla, con ilusión todavía de pelear hasta el final, pero cada vez menores.

Venezuela (13) y la sorprendente Bolivia (12) -que cayó sin pena ni gloria frente a Colombia en Bogotá y cuatro días después vapuleó a Argentina- tendrían que multiplicar más que sumar puntos si quieren todavía soñar con Sudáfrica, mientras que Perú (7), el único país que acumuló esta semana dos derrotas, resignó toda chance en unas eliminatorias sudamericanas más al rojo vivo que nunca.
En Imágenes