El dengue puede pasar de epidemia a endemia

Así lo remarcó un completo informe de la Fundación argentina PROTEGER, que indicó también que la enfermedad, que en las últimas horas se cobró dos víctimas fatales oriundas de la localidad chaqueña de Charata, se expande en el norte y centro del territorio nacional.

Argentina sufre el mayor brote epidémico de dengue en la historia del país con miles de afectados, en especial en Salta, Chaco y Catamarca, y especialistas advirtieron que "podría transformarse en una endemia, de la mano del cambio climático, el crecimiento poblacional, la pobreza y el hacinamiento en las ciudades".
  
Así lo remarcó un completo informe de la Fundación PROTEGER, que indicó también que la enfermedad, que en las últimas horas se cobró dos víctimas fatales oriundas de la localidad chaqueña de Charata, se expande en el norte y centro del territorio nacional.
  
Durante los últimos días nuevos casos fueron reconocidos oficialmente en Jujuy, Tucumán, Córdoba, La Pampa, Santiago del Estero, el Gran Buenos Aires y el sur de Santa Fe.
  
"El dengue ha aumentado su incidencia en Sudamérica y podría transformarse en una endemia, de la mano del cambio climático, el crecimiento poblacional, la pobreza y el hacinamiento en las ciudades, y el aumento de la movilidad humana", remarcó el informe de la Fundación PROTEGER.
  
En 2007 este mal provocó una epidemia histórica en Paraguay, mientras que en 2008, Brasil fue sacudido por el virus y este año, Bolivia vive la mayor epidemia en 20 años y estudia declarar el estado de "desastre nacional", según consignó la agencia de noticias RENA.
  
En ese marco, según el informe, en Argentina, un brote de dengue "sin precedentes por su magnitud y extensión geográfica" abarca ahora el norte y centro del país.
  
Mientras persiste la polémica por las cifras oficiales de casos de dengue, la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes Aegypti empezó a registrarse también –con casos oficialmente reconocidos-, en Córdoba, La Pampa, Santiago del Estero, varios puntos del Gran Buenos Aires y el sur de Santa Fe.
  
En Catamarca el ministro de Salud aseguró que la provincia está frente a una epidemia.
  
"Hay una epidemia, por eso se decretó la emergencia sanitaria en la provincia", dijo por su parte Mirella Orellana, subsecretaria de Medicina Preventiva, quien precisó que "de 3.000 a 4.000 casos sospechados de dengue, 471 fueron estudiados y ya confirmados".
  
El dengue clásico se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti, que se propaga durante la temporada lluviosa, en agua limpia acumulada en recipientes y basura domésticos y peri-domésticos, donde la hembra pone sus huevos.
  
El nicho ecológico que explotan las larvas de estos mosquitos, Aedes aegypti y también Aedes albopictus, son recipientes con pequeñas cantidades de agua, sobre todo en lugares sombreados: por ejemplo jarras, floreros, baldes, platos de macetas y otros objetos conteniendo agua en jardines, patios y descampados.
  
Otros sitios donde mejor pueden reproducirse son aquellos con agua estancada y limpia, principalmente recipientes y objetos abandonados que juntan agua de lluvia o de riego, como botellas y frascos de vidrio o de plástico, tanques de agua sin tapa, neumáticos viejos al aire libre o sobre los techos, y los floreros de los cementerios.
  
Estas especies de mosquitos, de hábitos domésticos, ponen sus huevos en la superficie del agua limpia.
  
Los huevos producen larvas y de ellas eclosionan los mosquitos adultos.
  
El ciclo se completa en el agua entre 7 y 13 días, dependiendo de la temperatura ambiente.
  
Aunque el Aedes aegypti puede alimentarse en cualquier momento, suele picar con más frecuencia al amanecer y al atardecer. Su picadura, incluso a través de ropa fina como medias, es muy molesta, produciéndose en las horas diurnas en las que muchas de las especies autóctonas no suelen picar.
  
Los síntomas del dengue son fiebre alta, dolor de cabeza y espalda, vómitos y erupciones cutáneas.
  
Una segunda picadura, que transmite una cepa distinta, puede derivar en dengue hemorrágico.
  
El dengue se cura si se atiende a tiempo y se reposa, pero puede ser mortal en su variante hemorrágica.
  
El dengue es una enfermedad infecciosa que hasta hace unos años se hallaba extendida en Asia, Oceanía, partes de Australia, el Caribe, América Tropical y África y ahora en Sudamérica se expande hacia el sur.
  
"Es evidente que el virus del dengue, para el cual no hay aún vacuna alguna, es un buen viajero. Como ha ocurrido con la Fiebre del Oeste del Nilo (tuvimos un caso en Córdoba, en 2008) el dengue se ha corrido desde Asia y África hacia América Latina", explicó uno de los máximos referentes en el mundo en materia de cambio climático, Osvaldo Canziani.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 17:44
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 17:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María