Jesús Ferrero ganó el Premio Anagrama de Ensayo

El escritor español ha ganado hoy el XXXVII Premio Anagrama de Ensayo, que convoca anualmente esa editorial, con "La experiencia del deseo. Eros y misos", una obra en la que el deseo es visto "como una fuerza inherente a toda materia y a todo ser".

El jurado, compuesto por Salvador Clotas, Román Gubern, Xavier Rubert de Ventós, Fernando Savater, Vicente Verdú y el editor Jorge Herralde, concedió por mayoría el premio, dotado con 8.000 euros, y seleccionó como finalista el ensayo Postpoesía. Hacia un nuevo paradigma, del gallego Agustín Fernández Mallo, conocido, especialmente, por su primera novela, Nocilla Dream.

Para el editor de Anagrama, Jorge Herralde, que mostró su satisfacción por la calidad de ambas obras, el texto de Ferrero es "inteligente y fluido", mientras que el de Fernández Mallo lo ha calificado de "muy valioso" y lo ha considerado "intrínsecamente polémico".

Ferrero, nacido en Zamora hace 56 años, advirtió que, aunque se trata de su primer ensayo, siempre ha practicado este tipo de escritura en privado y en paralelo a sus novelas y por la necesidad que siente de reflexionar ante los mecanismos de la mente o la conciencia.

En este caso, se trata de un libro "sobre las pasiones claras y oscuras, las positivas y las negativas, las cohesionadoras y las que descohesionan". De todas maneras, dice que ha preferido utilizar el concepto de "experiencias del deseo", en vez de la palabra "pasión", porque la cree contaminada por la religión y la ideología.

Presentada bajo el pseudónimo de Joan Spoleto, Jesús Ferrero, que reside actualmente en Madrid, indica que el deseo se manifiesta "a través de la atracción, de lo que llamamos eros/amor, y a través de la repulsión, el misos/odio".

Asimismo, cree que el amor y el odio son hijos del deseo y no al revés y se parten cada uno en dos: el amor a uno mismo y el amor al otro, el odio a uno mismo y el odio al otro.

Cuando se le pedió que fuera un poco más preciso, avanzó que en su libro realiza una "reflexión moderna sobre las pasiones que más determinantes son en nuestra vida diaria" y puso como ejemplos de una pasión del amor al otro o a lo otro la gula o el amor a Dios.

Como paradigma de una pasión derivada del odio ha puesto la anorexia, "una pasión social que no lo era en el siglo XVII", o la depresión, "que durante mucho tiempo no se conoció con este nombre, aunque mucha gente murió de melancolía".

Por su parte, el coruñés de 41 años Agustín Fernández Mallo, que vive en Palma de Mallorca, señaló que lleva elaborando este ensayo sobre la poesía -que presentó con el televisivo pseudónimo de Dexter- desde hace muchos años, especialmente porque es de los que cree que la poesía debe cambiar sus modelos y "articular sus metáforas en función de esta sociedad".

Entiende el autor de la novela Nocilla Dream que si no se lee poesía actualmente es porque el género "no es capaz de hablar como la sociedad y ha perdido la capacidad de realizar metáforas entendibles y contemporáneas".

Sin embargo, advirtió que no pretende "ir contra nadie, ni destruir, sino construir, aunque cómo se tome cada uno el libro ya es otra cosa".

Fuente: EFE

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|09:42
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|09:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic