Por error, le extirparon un riñón

El grave error fue cometido por un ginecólogo de una clínica privada de la localidad entrerriana de Crespo. Ante esta situación, tuvo que someterse a un trasplante.

A una joven entrerriana de 20 años le extirparon por error el único riñón que tenía por una malformación genética y tuvo que ser sometida a un trasplante para recuperarse.
  
El grave error fue cometido por un ginecólogo de una clínica privada de la localidad entrerriana de Crespo, y el posterior trasplante fue llevado a cabo con éxito en un hospital de la ciudad de Rosario.
  
El profesional fue denunciado por la familia, y la Justicia le concedió una "probation".
  
De acuerdo con la información difundida por el diario La Capital de esta ciudad, el calvario para la joven -llamada Karen, oriunda de Villa Elisa, Entre Ríos, y estudiante de arquitectura- se inició en el año 2007 cuando se realizó un control ginecólogico en esa localidad y le detectaron la anomalía.
  
Fue entonces cuando decidió viajar a Crespo para recibir "una atención más especializada", según relató.
  
Mediante una ecografía se detectó lo que los médicos interpretaron como un extraño cuerpo que se alojaba entre los ovarios, que podía ser un supuesto quiste o tumor, razón por la cual se decidió la operación.
  
Luego de la intervención, fue el mismo ginecólogo encargado de la atención el que confesó a los padres de la chica que lo que le habían sacado "no era un tumor o quiste", que no sabía "qué diablos" era, aunque parecía "tejido renal", pero no tenía "función".
  
Enseguida, se notó la anomalía y se supo que en realidad le habían extraído a la joven su único riñón.
  
"Cuando salí del quirófano no podía orinar. Me hicieron ecografías y una tomografía computada, buscaban los riñones y no estaban. Entonces me derivaron a Paraná, donde por un año y medio, tres veces a la semana, tuve que hacerme diálisis. Cada sesión duraba cuatro horas y media. Luego seguí el mismo tratamiento en Concepción del Uruguay", recordó la joven.
  
La joven entró en noviembre del mismo año en la lista de espera del Incucai para un trasplante de riñón.
  
Finalmente, en 9 de febrero de este año fue operada en el Sanatorio Parque de Rosario.
  
Karen sufrió las complicaciones de un rechazo del nuevo órgano que había sido aportado por un donante porteño, que pudo ser superado con tres días de corticoides.
  
El 25 de febrero pasado terminó su internación aunque aún no tiene el alta definitiva.
  
Sin embargo, ante los buenos pronósticos de los médicos, ya tiene planeado volver a retomar sus estudios universitarios en la ciudad de Santa Fe.
   
La familia de Karen inició acciones legales por el hecho y el año pasado, al ginecólogo que incurrió en el error se lo sentenció por "mala praxis" a una probation.
  
El profesional debe cumplir con una serie de actividades durante tres años, entre las cuales se encuentra realizar trabajos gratuitos en un centro de salud de Crespo, que no están relacionados con su especialidad.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 21:03
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 21:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial