Deportes

Lionel Messi se prueba el traje de heredero

Ya pasaron varios candidatos: Ariel Ortega, Marcelo Gallardo, Pablo Aimar, Andrés D'Alessandro, el propio Riquelme... Magos con el balón, dueños de una gran técnica y capaces de darle una impronta diferente al juego de un equipo, sin embargo ninguno de ellos terminó adueñándose de la herencia maradoniana.

Casi 15 años después de que Diego Armando Maradona pusiera fin a su idilio con la camiseta albiceleste número diez, Lionel Messi se probó el sábado el traje de heredero del más grande futbolista argentino de la historia, y le sentó bien.

"Verlo a Messi así todos los días es un placer. Tendríamos que salir todos de la cancha, pagar otra vez y volver a entrar", elogió Maradona al delantero del Barcelona, un rato después que Messi se convirtiera en el eje de la goleada por 4-0 que Argentina le propinó a Venezuela en Buenos Aires, por las eliminatorias mundialistas.

Fue un día inolvidable para ambos: "el Diez" -con mayúsculas- debutó oficialmente como seleccionador y traspasó su legado, la emblemática camiseta con ese número en la espalda, al "Pulga", que con sus 169 centímetros de altura y kilómetros de talento no lo defraudó.

Ya sin Juan Román Riquelme en el equipo, Messi se cargó el equipo al hombro y fue vital para romper el cerrojo venezolano en el estadio Monumental: marcó el primer gol, asistió en el segundo y desequilibró cada vez que se lo propuso por la derecha, como líder del tridente ofensivo de "bajitos" que completaron Carlos Tevez y Sergio Agüero.

"Me dio mucha alegría que Diego me diera la 10. Las dos camisetas que usé serán para mi mamá y mi hermano", apuntó Messi, quien desde su sencillez parece dispuesto a convertirse en el heredero definitivo al trono dejado vacante por Maradona, en un país que desde 1994 implora por un sustituto o al menos alguien que se le acerque lo suficiente para acompañarlo en el "olimpo" de los más grandes.

Ya pasaron varios candidatos: Ariel Ortega, Marcelo Gallardo, Pablo Aimar, Andrés D'Alessandro, el propio Riquelme... Magos con el balón, dueños de una gran técnica y capaces de darle una impronta diferente al juego de un equipo, sin embargo ninguno de ellos terminó adueñándose de la herencia maradoniana en una selección mayor ávida de volver a ganar un título grande, que le es esquivo desde 1993.

Hoy la prensa argentina se hace eco de la gran actuación de Messi ante Venezuela y de la ilusión que enciende a futuro su binomio con Maradona, uno en el banco, el otro en el campo de juego. "El 10 del Diez", titula el diario "La Nación", mientras que "Clarín" destacó "Volvió el Diez", acompañado de una foto en la que se ve el emblemático número diez sobre la camiseta de su nuevo propietario.

A los 21 años, Messi ya estuvo dos veces a las puertas de ser premiado como el Jugador del Año por la FIFA -la última vez fue elegido por el público como el mejor- y asombra a Europa como líder futbolístico de un Barcelona fantástico.

Hace un par de años, tras marcarle un gol "made in Maradona" al Getafe por el que se lo comparó con el ex capitán del equipo campeón del mundo en México 86, Messi afirmó: "Se habló mucho de eso por todos lados y me pone contento. Pero siempre separando y marcando un límite entre lo que fue él y lo que soy yo".

Los hinchas argentinos esperan ahora que ese límite entre "el Diez" por antonomasia y el flamante diez sea lo más difuso posible.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|11:35
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016