Deportes

Debut perfecto de la escudería Brawn: 1-2 en Australia

Una accidentada carrera en Australia, ganada por Jenson Button y Rubens Barrichello, los pilotos de Brawn GP, la escudería a la que la crisis económica estuvo a punto de derrumbar.

Desde el primer instante, el asfalto de Albert Park entregó el protagonismo al 'safety car' y a Jenson Button.

El piloto británico ganó de punta a punta: comenzó en la pole position y nunca dejó el liderazgo de la carrera, en una exhibición impresionante de la performance de la escudería Brawn.

Button fue un cohete y no frenó hasta que la bandera a cuadros confirmó su 2do. triunfo en la Fórmula 1, tras su 1ra. victoria, ya lejana, en el GP Hungría 2006.

Sin embargo, pese a su contundencia, los argumentos exhibidos por Brawn GP no alcanzaron el nivel mostrado durante todo el fin de semana, ya que el 1-2 lo lograron casi de milagro, en el último suspiro de la carrera, con el inesperado salto de Rubens Barrichello.

Button sólo fue amenazado, a la distancia, por el alemán Sebastian Vettel (Red Bull, escudería que se merece un reconocimiento también por el desarrollo de su monoplaza).

Barrichello subió al podio, y tuvo que bajarse Jarno Trulli por haber superado a Lewis Hamilton con el coche de seguridad en pista.

El reclamo de McLaren entregó al actual campeón, Hamilton, 6 puntos de oro y un podio casi impensable para la mayoría. Más que una carrera, fue un ejercicio de supervivencia.

Fernando Alonso, con un R29 en pleno proceso de evolución, logró salvar en la gravilla de Albert Park un frenético cara a cara de salida con Glock y Heidfeld.

Rescatar algún punto asomaba con su gran objetivo. Para ello tuvo que aguantar las embestidas de Timo Glock, con quien vivió un duelo de alta tensión hasta que el Toyota confirmó que es más que el Renault hoy día.

Pero en el último instante, con el 9no. puesto ya asumido cuando Alonso alcanzó la esperanza, gracias a los neumáticos del Williams de Nico Rosberg, que dijeron 'basta' a 5 vueltas, alcanzó el 8vo. lugar.

A la vez Kubica, no conforme con su 3er. puesto del podio, decidió presionar por última vez apelando a su sistema KERS para embestir a Vettel. Así se armó la carambola que le permitió a Alonso emerger de la última vuelta en la 5ta. que, tras la maniobra ilegal de Trulli, y el reclamo de McLaren, se convirtió en 4to. lugar.

Un final, comandado por el 'safety car', al que no pudieron llegar ninguno de los Ferrari. Felipe Massa se mantuvo en pie por la zona noble hasta que su motor lo abandonó.

Algo más aguantó Kimi Raikkonen, pese a estampar su Ferrari contra el muro. Un capítulo oscuro de la 'Scuderia' que, como tantos otros equipos, viajarán a Malasia con ganas de revancha, en una semana.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|16:59
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|16:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes